17 de febrero de 2012 / 14:03 / hace 6 años

Una película alemana sueña con el Oso de Oro de Berlín

<p>Imagen de archivo del premio Oso de Oro del Festival de Cine de Berl&iacute;n, ene 9 2009. El drama alem&aacute;n "Barbara" es el favorito de los cr&iacute;ticos para llevarse el Oso de Oro a la mejor pel&iacute;cula del Festival de Berl&iacute;n de este a&ntilde;o, en lo que ser&iacute;a la primera victoria en casa desde el 2004. REUTERS/Johannes Eisele</p>

Por Mike Collett

BERLIN (Reuters) - El drama alemán “Barbara” es el favorito de los críticos para llevarse el Oso de Oro a la mejor película del Festival de Berlín de este año, en lo que sería la primera victoria en casa desde el 2004.

El escaparate cinematográfico que atrae a miles de periodistas, críticos y ejecutivos del mundo del cine durante 10 días, finaliza el sábado con la entrega de premios.

Cientos de películas se han proyectado en cines de toda la ciudad, mientras que grandes producciones y proyectos de escaso presupuesto se han comprado y vendido en el mercado cinematográfico.

Fuera de la competencia principal, Angelina Jolie y Brad Pitt desfilaron por la alfombra roja con su drama sobre la guerra de Bosnia “In the Land of Blood and Honey”, mientras que Meryl Streep fue distinguida con un premio a toda su trayectoria en el Día de San Valentín.

Pero ahora que el festival, también conocido como la Berlinale, llega a su fin, la atracción principal es quién está a punto de ganar.

La victoria de “Barbara”, ambientada en 1980 y que trata sobre el mundo represivo de la comunista República Democrática Alemana, sería claramente bien recibida en la ceremonia.

El que después disfrute de un reconocimiento mundial, del mismo modo que la ganadora del año pasado, la iraní “A separation” es menos seguro.

“Personalmente me sorprendería si del festival sale algo como ‘A separation’ hasta ahora”, dijo Lee Marshall, crítico de cine de Screen International.

Sólo queda por proyectarse una de las 18 películas que optan al Oso de Oro y a otros premios: “Rebelle”, ambientada en un país africano no especificado.

PRESOS RECITANDO A SHAKESPEARE

Un sondeo informal entre críticos en Berlín coloca a “Barbara” ligeramente por delante de la producción italiana “Cesare deve morire”, un docudrama hecho en una prisión de alta seguridad cerca de Roma donde los presos ensayan la obra de Shakespeare “Julio César”.

Los críticos elogiaron a los veteranos cineastas Paolo y Vittorio Taviani por su fotografía en blanco y negro en la que las palabras de Shakespeare tienen un significado añadido a partir de la vida real de los presos, algunos de los cuales están condenados a estar tras las reja s de por vida.

No muy lejos aparece “Tabu”, otra cinta en blanco y negro del portugués Miguel Gomes sobre una egocéntrica mujer llamada Aurora ambientada primero en Lisboa y luego en África, que los críticos elogiaron por jugar con convenciones narrativas.

“L‘enfant d‘en haut”, en el que aparece la actriz francesa Lea Seydoux en uno de sus dos papeles protagonistas en Berlín, fue bastante popular, al contar la emotiva historia de un niño que roba equipo de esquí de una elegante estación alpina para subsistir.

Seydoux también tiene un papel central en “Les Adieux à la reine”, un drama de época con Diane Kruger como María Antonieta ambientado en Versalles en 1789 mientras la aristocracia contempla las consecuencias de la revuelta popular.

“En kongelig affre”, ambientado unos años antes en la corte danesa, aborda muchos de los mismos temas.

Mads Mikkelsen interpreta al médico de la corte Johann Friedrich Struensee, que se ocupa del rey, enfermo mental, se hace cargo de sus poderes y tiene un apasionado romance con la reina Carolina antes de la nobleza busque venganza.

El tema de cautiverio ocupó muchas de las películas dentro y fuera de la competición principal.

La francesa “A moi seule” estuvo en parte inspirada por el secuestro y encarcelamiento de la niña austríaca Natascha Kampusch, y “Captive” volvió a contar una toma de rehenes de un año en Filipinas en 2001.

Billy Bob Thornton volvió a ponerse detrás de las cámaras para dirigir su primer largometraje en más de una década.

“Jayne Mansfield’s Car,” una comedia negra ambientada en el sur de Estados Unidos en la década de 1960, está protagonizada por John Hurt y Robert Duvall como los cabezas de dos familias rivales.

En un buen año para los documentales, los críticos destacaron “Marley”, la primera biografía autorizada de la leyend a del reggae, “Zavtra” sobre un grupo de artistas rusos disidentes y “Canned Dreams”, que expone lo absurdo de la producción de alimentos.

En el mercado, publicaciones especializadas hablaron de un negocio estable pero poco espectacular, con los mercados emergentes compensando peores ventas en economías europeas con problemas como España e Italia.

Traducida por Blanca Rodríguez de Redacción de Madrid, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below