Urbizu arrebata a Almodóvar el protagonismo en los Goya

lunes 20 de febrero de 2012 17:56 GYT
 

Por Inmaculada Sanz y María Ibañez

MADRID (Reuters) - El cineasta Enrique Urbizu robó el protagonismo a Pedro Almodóvar al convertirse su película policiaca "No habrá paz para los malvados" en la gran triunfadora de la gala de los premios del cine español con seis Goyas.

Urbizu (Bilbao, 1962), que llevaba ocho años sin dirigir, redondeó el gran éxito de la crítica y del público obtenido por su película con el reconocimiento el domingo de sus compañeros de la Academia del Cine español.

La película del realizador y guionista vasco, que partía con 14 candidaturas, se impuso a la otra favorita de la noche, "La piel que habito", del ganador del Oscar Pedro Almodóvar, que se alzó con cuatro premios de los 16 a los que optaba.

"El verbo derrotar (a Almodóvar) no creo que sea adecuado, y me parece injusto tanto por Mateo (Gil), como por Benito (Zambrano), que tienen dos peliculones espléndidos. Hemos sido cuatro los finalistas, no dos", dijo Urbizu a la prensa tras recoger el Goya a mejor director.

"No habrá paz para los malvados", vista por 700.000 espectadores en los cines españoles -una cifra alta para el promedio-, competía en la categoría de mejor película con el filme de terror de Almodóvar.

Además estaban en carreta el filme de Mateo Gil "Blackthorn. Sin destino"; y el melodrama de Benito Zambrano "La voz dormida", basada en una historia de la escritora fallecida Dulce Chacón sobre la guerra civil española.

"Creo que es una cosecha la de este año muy heterogénea y que es una estupenda señal de buena salud y muy estimulante (...) El cine español está planteando una oferta variada, cosas distintas y eso me parece estupendo", añadió Urbizu.

Además del premio a la mejor película y la mejor dirección del año, su cinta ganó en otras categorías importantes, entre ellas la de mejor actor para José Coronado, de 54 años, por su interpretación del inspector de policía Santos Trinidad en una película con referencias al terrorismo islamista.   Continuación...