27 de febrero de 2012 / 13:32 / hace 5 años

Billy Crystal vuelve a las raíces en su regreso a los Oscar

Por Steve Gorman

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - En su regreso como presentador de los Oscar después de una ausencia de ocho años, el cómico Billy Crystal bromeó el domingo sobre su propia reticencia a volver y realizó un alegre homenaje a los principales candidatos en la 84 edición anual de los Premios de la Academia.

En su novena aparición como maestro de ceremonias, Crystal, de 63 años, puso todo de su parte para mantener la emoción en la transmisión en directo de la gala con una mezcla de frases ingeniosas, canciones y el tipo de chistes que le han consagrado como uno de los presentadores más queridos de los Oscar.

Pero las primeras críticas fueron principalmente negativas, con varias publicaciones calificando de sosa la emisión de la ABC y la actuación de Crystal.

The Washington Post dijo que Crystal "parecía estar dirigiendo una cena en un crucero para atraer al club de los pasajeros de más de 50 años". La crítica de The Hollywood Reporter habló de un ritmo aburrido y la revista Daily Variety escribió que los "Oscar mostraron descaradamente su edad".

The New York Daily News, sin embargo, aprobó a Crystal, diciendo que "recobró inteligentemente la fórmula que le funcionó en el pasado: monólogo inicial efectivo, un número de baile y canto y luego un salpicado de bromas un tanto afiladas pero que no hicieron daño".

Con una presentación formal del actor ganador del Oscar Morgan Freeman, que marcó la pauta con un saludo tradicional a la "magia del cine", la gala comenzó con uno de los tradicionales montajes de películas de Crystal, insertando al comediante en las imágenes de las grandes películas del año.

En el primer clip, de una escena de la película homenaje al cine mudo "The Artist", Crystal apareció amarrado a una silla mientras científicos malvados le enviaban rayos eléctricos a la cabeza y él gritaba en un diálogo subtitulado: "No los presentaré, no los presentaré, se los aseguro".

En una escena de "The Descendants", una de las bromas que más carcajadas provocó, George Clooney se inclinó sobre Crystal, que se encontraba en una cama de hospital y lo besó, diciéndole en voz baja: "Despierta. Ya estamos preparados para que vuelvas a donde perteneces".

Mientras los ojos de Crystal trataban de abrirse, Clooney imploró: "Tienes que hacerlo, Billy. La Academia te ha conseguido a los guionistas más jóvenes, más modernos".

ESTATUILLAS DORADAS

"Esta es mi novena vez (...) presentando los Oscar", declaró Crystal ante un cálido aplauso de una audiencia repleta de estrellas en el teatro que llevaba el nombre de la compañía de película cinematográfica Kodak, ahora en quiebra.

"Estamos aquí en el hermoso Teatro Capítulo 11 para celebrar una tradición que no sólo crea recuerdos sino también resentimientos que duran toda la vida", ironizó.

El comediante se mostró sarcástico en relación al lujo y la ostentación que representa la entrega de los Oscar y la situación económica mundial.

"Así que esta noche disfruten, porque no hay nada más que pueda aliviar los problemas económicos del mundo que ver a millonarios regalándose estatuillas doradas entre sí", dijo.

Crystal repitió otro de sus trucos favoritos con una rutina en la que imagina lo que las estrellas presentes en el teatro están pensando, mientras las cámaras les hacen un primer plano.

Empezó con Brad Pitt, padre de seis hijos, tres de ellos adoptados, con la actriz Angelina Jolie: "A ver si esto no se alarga demasiado. Tengo seis reuniones con maestros por la mañana".

La propia Jolie llamó la atención con una postura un tanto forzada que adoptó mientras presentaba un premio para mostrar su pierna debajo del enorme tajo de su vestido negro.

Uno de los tres guionistas ganadores, Jim Rash, devolvió el gesto moviendo una de sus piernas tras subir al escenario para aceptar el Oscar, aunque luego insistió en que no estaba tratando de burlarse de la actriz.

Crystal, que había presentado los Oscar por última vez en el 2004, fue reclutado para volver después de que el presentador previsto en un principio, el actor cómico Eddie Murphy, se retirara en noviembre tras el escándalo que provocó un insulto gay pronunciado por el productor Brett Ratner en la proyección de una película protagonizada por él.

Ratner dimitió como productor de los Oscar y Murphy hizo lo mismo al día siguiente.

Luego del fallido intento de atraer a una audiencia más joven con las presentaciones de los actores James Franco y Anne Hathaway el año pasado, los organizadores este año parecieron apostar por un regreso a la comodidad y la previsibilidad con Crystal.

Pero los productores, y el propio Crystal, buscaron apelar a la juventud, como quedó demostrado en una parodia de la película de Woody Allen "Midnight in Paris", en la que Crystal apareció con el ídolo adolescente canadiense Justin Bieber.

"Estoy aquí para conseguir al grupo demográfico de 18 a 24" dijo Bieber. "Así que ¿cuánto tiempo quiere que me quede aquí?", preguntó.

"Creo que un par de segundos bastarán", respondió Crystal.

Traducido por Blanca Rodríguez en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below