Gran Bretaña evalúa exenciones fiscales para dramas televisivos

viernes 16 de marzo de 2012 08:03 GYT
 

Por Matt Falloon

NUEVA YORK (Reuters) - Gran Bretaña podría ampliar pronto las exenciones fiscales que ofrece a algunas series dramáticas de televisión y películas, a fin de evitar que los productores decidan rodar en el extranjero, dijo el viernes una fuente del Ministerio de Finanzas.

El Gobierno iniciará una consulta en el presupuesto de la semana próxima para examinar los beneficios de un descuento del 20 ó 25 por ciento en los impuestos corporativos a los productores de series que sean atractivas para su exportación, como el drama de época "Downton Abbey".

"Uno de los modos a través de los que el mundo ve a Gran Bretaña a su mejor nivel es con las películas y series de televisión de calidad mundial hechas en el país", dijo la fuente del Tesoro.

"No sólo nos ayudan a mostrar el país, sino que son una parte importante de una economía diversificada y dinámica. Las ventajas fiscales para las películas británicas han sido cruciales para que la industria prospere", indicó.

La oferta de ventajas fiscales dependerá de una serie de pruebas para asegurar que cualquier serie dramática sea "culturalmente británica" y de alta calidad.

La iniciativa igualaría a Gran Bretaña con otros países que sí conceden ayuda a la industria de la televisión, como Francia, Hungría, Irlanda y Sudáfrica.

El primer ministro británico, David Cameron, y su ministro de Finanzas, George Osborne, están de visita en Estados Unidos donde también triunfa "Downton Abbey", un drama rural ambientado a principios del siglo XX.

La serie se rodó en Gran Bretaña pero como otras muchas producciones - como "Titanic" o "The Tudors" - son rodadas o producidas en el extranjero porque tienen regímenes impositivos más favorables.

Las autoridades británicas esperan que la medida mantenga la producción de dramas en el país e impulse un sector creativo que tiene ingresos totales anuales de más de 2.000 millones de libras.

(Reporte de Matt Falloon. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)