30 de marzo de 2012 / 15:17 / hace 5 años

Ruta de Harry Potter se centra en la magia tras las cámaras

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - Una nueva ruta turística en los estudios a las afueras de Londres en los que se rodaron las taquilleras cintas de Harry Potter pretende llevar la atención a los "héroes desconocidos", desde costureras a magos de los efectos especiales que hicieron de las películas algo mágico para millones de personas.

"Warner bros. Studio Tour - The Makings of Harry Potter" abre el sábado al público y los organizadores esperan que 5.000 visitantes pasen cada día ante los familiares escenarios, extrañas criaturas y maquetas.

Los interesados entran a través del famoso Gran Comedor, una cavernosa habitación con paredes que simulan piedra, suelos de piedra auténtica y mesas con nombres grabados en las que los alumnos de la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería disfrutaban de sus banquetes y celebraban del Baile de Navidad.

También se conservan de las películas originales la Sala Común de Gryffindor, la oficina del profesor Dumbledore, la clase de pociones, la cabaña de Hagrid, la cocina de los Weasley y una parte del Ministerio de Magia.

La gigantesca araña Aragog, una versión del hipogrifo Buckbeak creado por animatrónica y realistas recreaciones de los actores permiten a los visitantes estudiar de cerca la detallada artesanía de cada escena.

Por ejemplo, la animatrónica Aragog necesitó 100 técnicos para manejarla, en la cara del hombre lobo Greyback se insertó pelo de cabra hebra a hebra y la tienda de Ollivander en el callejón Diagon contenía 17.000 cajas de varitas etiquetadas.

"Hay tantos detalles en todo", dijo Rupert Grint, que interpretó al mejor amigo de Harry, Ron Weasley.

"Estoy muy contento de que no hayan metido todo en un almacén cogiendo polvo y olvidado, porque es algo que de verdad hay que homenajear", dijo a Reuters sentado en la cocina de los Weasley.

UN PROYECTO ÚNICO

La producción de cientos de personas trabajando tras la cámara en los escenarios, disfraces, máscaras y atrezzo se combinó con imágenes generadas por computadora, en lo que el supervisor de efectos especiales John Richardson describió como una colaboración única.

"He trabajado en nueve de las películas de (James) Bond y no tenían la misma apariencia o aspecto a lo largo del proceso, de alguna manera, que ha tenido lugar en las de Potter", afirmó.

"Nunca antes has tenido un grupo de técnicos durante 10 años, 12 años en mi caso, todos en la misma película sin prácticamente un respiro", dijo.

El tour, que dura unas tres horas, termina con un paseo por el callejón Diagon que lleva a una gran sala con una enorme maqueta del castillo de Hogwarts.

Sus jardines, torres y torreones se rodaron y mejoraron con efectos digitales, y se instalaron más de 2.500 luces para simular faroles y antorchas en el interior.

Las primeras reseñas sobre la atracción han sido dispares, con algunas críticas dirigidas al precio de las entradas y otros costos, como un trayecto en tren y autobús desde Londres.

"Precios aparte, la visita es obligada para los seguidores de Potter y un adecuado monumento al equipo que creó la franquicia cinematográfica más exitosa de Reino Unido", escribió Anita Singh en el Telegraph.

Reporte de Mike Collett-White. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below