19 de abril de 2012 / 18:23 / en 6 años

Museo italiano quema obras de arte en protesta ante crisis

Por Steve Scherer

ROMA (Reuters) - El director de un museo italiano del noreste de Nápoles, una zona influenciada por la mafia, prometió quemar tres obras de arte por semana en protesta contra la falta de gasto en cultura.

Antonio Manfredi planea prender fuego el jueves a una fotografía titulada “El gran circo de la Humanidad” de Filippos Tsitsopoulus. Ya ha destruido dos pinturas y ha seleccionado tres obras de la colección de 1.000 piezas del museo para la semana próxima.

Manfredi, de 50 años, es un artista que ha sido director del Museo de Arte Contemporáneo Casoria durante siete años.

El museo no recibe fondos públicos, la recesión ha eliminado las fuentes privadas de financiación que tenía y Manfredi dijo que la mafia local, la Camorra, ha reforzado su control en el área mediante la compra de empresas en dificultades.

“No sé a quién más recurrir por dinero”, dijo a Reuters Manfredi. “Y me niego a pedirle a la Camorra”, agregó.

Peor que la falta de fondos es la indiferencia de los políticos ante la difícil situación que vive actualmente la vasta riqueza cultural de la nación, que pasa por serias dificultades económicas, en momentos en que crece la influencia de la mafia, dijo Manfredi.

La situación del Casoria, un pequeño museo privado de arte contemporáneo, es similar a la que viven otros centros en Roma, Nápoles y Palermo, que no tienen prácticamente ninguna financiación para nuevas exposiciones.

Las medidas de austeridad que lleva adelante Italia para pagar 1,9 billones de euros (2,5 billones de dólares) en deuda han golpeado particularmente fuerte el presupuesto cultural.

El museo romano MAXXI, de poco más de dos años, fue puesto bajo administración especial a principios de este mes después de una serie de problemas financieros y el MADRE de Nápoles ha cerrado dos plantas, ya que no tienen recursos para hacer exposiciones en esas áreas.

Incluso los tesoros históricos de arte del país se están deteriorando, como lo ha demostrado una serie de colapsos estructurales en la antigua ciudad de Pompeya, que quedó enterrada bajo las cenizas después de una erupción del Vesubio hace 2.000 años.

Editado en español por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below