Celebridades esperan ansiosas por renovación del Ritz de París

jueves 26 de abril de 2012 10:28 GYT
 

Por Alexandria Sage

PARIS (Reuters) - Al entrar al Ritz de París un ambiente de dinero y lujo envuelve los sentidos.

Sin embargo, la calma dará pronto paso al sonido de las obras, ya que el hotel de cinco estrellas se someterá a una renovación de dos años diseñada para actualizar la joya de la plaza de Vendôme conocido como uno de los lugares más elegantes de París.

Antigua casa de la diseñadora de moda Coco Chanel y el autor Marcel Proust - y uno de los rincones preferidos de Ernest Hemingway para beber -, el Ritz París fue renovado por última vez durante una década que comenzó en 1979 tras su adquisición por parte del multimillonario egipcio Mohamed Al Fayed.

En los años siguientes, el hotel mantuvo su caché como lugar destacado para jefes de Estado, la sociedad parisina y la jet-set internacional a pesar de la tragedia, ya que fue ahí donde la princesa Diana pasó su última noche en 1997 antes de morir en un accidente de tráfico.

Ahora, los dirigentes del hotel dicen que es hora de modernizar muchas cosas invisibles a los ojos, como el aire acondicionado, la calefacción y las tuberías. Eso ayudará a mantener la competitividad del Ritz entre una pléyade de hoteles de lujo en París que han abierto o renovado recientemente, como el Shangri-La, el Bristol y el Royal Monceau.

El Hotel Crillon en la impresionante plaza de la Concordia - uno de los escenarios donde los aliados victoriosos de la I Guerra Mundial negociaron la partición de Europa - también cerrará durante dos años a partir de otoño boreal para renovarse.

Los trabajadores del Ritz - la mayoría de los cuales perderán su trabajo durante el cierre de 27 meses - están ocupados tranquilizando a los clientes de que la próxima remodelación no modificará la esencia del clásico lugar.

"No va a cambiar. Todos nuestros clientes nos han llamado diciendo: 'Por favor, no cambien nada'", explicó Matthieu Goffard, asesor de prensa para el Ritz París. "La idea es mantener el espíritu muy francés del lujo parisino", sostuvo.   Continuación...