Linda Evangelista: El millonario Pinault quiso que abortara

viernes 4 de mayo de 2012 13:01 GYT
 

Por Chris Francescani

NUEVA YORK, 4 may(Reuters) - Cuando la supermodelo Linda Evangelista dijo a François-Henri Pinault en 2006 que estaba embarazada de él, el multimillonario francés le pidió que abortara, según contó su abogado en el primer día del juicio por la manutención del niño que se realiza en Nueva York.

Pinault, de 49 años, que en la actualidad está casado con Salma Hayek, negó la acusación, pero declaró que le dijo a Evangelista que "si ella quería un hijo, habría que poner punto final a su relación".

Así fue cómo la relación de cuatro meses, en la que él dijo que la pareja se vio realmente durante siete días, llegó a su fin.

"Ni siquiera la conocía mucho", dijo Pinault durante una agria vista judicial.

El caso generó mucha atención el año pasado cuando se supo que Evangelista quería 46.000 dólares al mes para el sustento del niño.

Su abogado, William Beslow, dijo que la cifra era imprecisa, aunque reconoció que la suma no especificada que la modelo quería era "sustancial".

Beslow argumenta que Pinault tiene una fortuna de más de 3.000 millones de dólares. El abogado de Pinault, David Aronson, calculó que los ingresos anuales de Evangelista fueron de un promedio 1,8 millones de dólares durante los cuatro años previos a la demanda en 2010.

"¿Tiene el señor Pinault una posición cómoda en cuando a medios materiales?", preguntó Aronson al exponer los argumentos. "La respuesta es sí. Pero la señora Evangelista también es una persona con medios materiales", indicó.   Continuación...

 
<p>La supermodelo Linda Evangelista a las afueras del juzgado de familia de Manhattan, EEUU, mayo 3 2012. Cuando la supermodelo Linda Evangelista dijo a Fran&ccedil;ois-Henri Pinault en 2006 que estaba embarazada de &eacute;l, el multimillonario franc&eacute;s le pidi&oacute; que abortara, seg&uacute;n cont&oacute; su abogado en el primer d&iacute;a del juicio por la manutenci&oacute;n del ni&ntilde;o que se realiza en Nueva York. REUTERS/Andrew Kelly</p>