Festival de Cannes abre con una comedia extraña y un camello

miércoles 16 de mayo de 2012 11:54 GYT
 

Por Mike Collett-White y Alexandria Sage

CANNES, Francia (Reuters) - El Festival de Cine de Cannes comenzó el miércoles con la extraña comedia estadounidense "Moonrise Kingdom", en la que Wes Anderson cuenta la historia de dos preadolescentes de 12 años que se enamoran y deciden huir juntos.

La emotiva historia, situada en 1965 en una isla en la costa de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, fue recibida con risas y cálidos aplausos en la transmisión de prensa en la Riviera francesa, donde iba a estrenarse oficialmente por la noche.

Mientras tanto, el comediante británico Sacha Baron Cohen causaba el caos en el cercano paseo de la Croisette, donde montó en un camello e interpretó a su último personaje, el general Aladin, un dictador escandalosamente ofensivo del norte de Africa.

La estrategia publicitaria fue recogida por decenas de fotógrafos y cámaras de televisión.

Además de las 22 películas que aspiran a la Palma de Oro, cientos más se podrán ver en otras secciones y en un mercado enorme, por lo que conseguir la atención de los medios de comunicación es decisivo para sus posibilidades.

Anderson, que presentaba una obra suya en Cannes por primera vez, no enfrentó ese problema, ya que tuvo la preciada inauguración con un reparto de estrellas como Bill Murray, Bruce Willis y Tilda Swinton.

Su película ligera y algo surrealista muestra además a dos jóvenes debutantes -Jared Gilman y Kara Hayward- que solo tenían 12 años cuando se presentaron a una audición para los papeles de Sam y Suzy, respectivamente.

"No sabía que quería ser actor hasta que empecé a trabajar en la película, ahí es cuando me di cuenta de que es lo que me encanta hacer", declaró Hayward en una rueda de prensa.   Continuación...