Chefs se suman a tácticas para mejorar nexos Cuba-EEUU

lunes 21 de mayo de 2012 15:38 GYT
 

Por Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - La comida gourmet se unió este mes a la larga lista de tácticas diplomáticas usadas para intentar acortar la distancia ideológica que separa a Cuba y Estados Unidos desde hace medio siglo.

El añejo conflicto entre los vecinos se hace visible en la undécima muestra de la Bienal de La Habana -del 11 de mayo al 11 de junio-, a la que asisten curadores, artistas y, por primera vez, cocineros de ambos países que a través de insólitas obras envían mensajes a los políticos.

"Proyecto Paladar", por ejemplo, es una inédita propuesta en la que participan conjuntamente famosos chefs de Nueva York y La Habana, quienes apuestan a que exquisitos platos, buen vino y mejor charla consigan impulsar las relaciones entre los enemigos.

"Una mujer conquista a un hombre por el estómago (...) Oye, pues también dos países pueden ser amigos otra vez por medio de una buena comida y unos buenos platos, ¿por qué no?", dijo a Reuters el chef Eduardo Vallelobo, un hombre de origen español de 39 años quien representa a Estados Unidos en la obra y es empleado del restaurante Del Posto en Manhattan.

"Nos estamos uniendo para hacer un menú conjunto, una fusión de la cocina de Nueva York y La Habana", agregó mientras aliñaba un trozo de pescado para la cena que por 10 días, desde el 11 de mayo, ofrecen gratis en el Centro de Arte Wilfredo Lam en La Habana.

El término "paladar", que da nombre al proyecto, es usado popularmente entre los cubanos para referirse a unos pocos restaurantes privados surgidos en la década de 1990 y cuya cantidad se disparó recientemente debido al plan de más de 300 reformas económicas emprendidas por el presidente cubano Raúl Castro que incentivan ese tipo de negocios.

El intercambio bilateral entre Cuba y Estados Unidos se cortó poco después de la revolución liderada por el ex presidente Fidel Castro en 1959.

Pero en los últimos tiempos, ha crecido la relación en el ámbito cultural como parte de la política del Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama de promover el contacto pueblo a pueblo, aunque con el medio siglo de embargo económico contra la isla como limitante y freno.   Continuación...