21 de mayo de 2012 / 21:23 / hace 5 años

Sismo reduce a escombros áreas de patrimonio histórico en Italia

4 MIN. DE LECTURA

Por Stephen Jewkes

SAN FELICE SUL PANARO, Italia (Reuters) - El terremoto que afectó el domingo a varias localidades del norte de Italia convirtió a muchos de sus tesoros artísticos y arquitectónicos en escombros.

San Felice Sul Panaro fue uno de los pueblos en que el temblor causó graves heridas a siglos de patrimonio, memoria y tradición.

"Mil años de arte convertidos en polvo", fue el titular del lunes del diario La Repubblica.

El daño causado al patrimonio histórico italiano fue el peor desde que un sismo en 1997 afectó a la región central de Umbria y colapsaron partes del techo de la Basílica de San Francisco en Assisi.

Las tres iglesias principales de San Felice quedaron en ruinas y la principal atracción de la localidad, el castillo La Rocca, estaba en pie pero herido, tal vez mortalmente, por el terremoto de magnitud 6,0 que causó siete muertos en otros pueblos en la madrugada del domingo.

Se registraban réplicas 24 horas después del sismo principal, lo que debilitaba aún más a los sitios culturales antiguos.

"Es indescriptible. Hay mucho dolor. La Rocca era nuestra joya", dijo la residente Manuela Monelli mientras observaba lo que quedaba del castillo.

"Y pensar que nos dijeron que ésta no era un área sísmica", añadió.

El castillo, que albergaba un museo, fue comenzado en 1322 por la familia Este y se lo amplió en el siglo siguiente.

Sólo una de sus cuatro torres quedó en pie pero una gran grieta en su estructura hacía pensar que tal vez pueda caer también.

"Si no se cae sola, tendrán que tirarla", se lamentó Monelli.

Caen Simbolos

"Era el símbolo de nuestro pueblo", dijo el alcalde Alberto Silvestri. "Hemos perdido prácticamente todo nuestro patrimonio artístico. Iglesias y torres cayeron. El teatro aún está en pie pero tiene grietas", agregó.

La Iglesia del Arcipreste casi implosionó y ahora queda solo la mitad. "Estamos agradecidos de que no hubo víctimas", dijo Simone Silvestri, integrante del consejo local, mirando la iglesia rodeada de escombros.

Entre las obras de arte en la iglesia, y supuestamente destruidas o gravemente dañadas, se encontraba un tríptico pintado en madera del artista del siglo XVI Bernardino Loschi que representada a la Virgen, San Geminiano y San Felice.

Pinturas de los siglos XVIII y XIX adornaban la sacristía.

Otro edificio histórico afectado fue la torre del reloj de la cercana localidad de Finale Emilia, que databa del siglo XIV. El primer sismo de las 04.04 de la madrugada (0204 GMT) partió la torre al medio en forma vertical.

Sólo la parte izquierda del reloj, que contenía los números romanos del siete al 11, quedó intacta en un primer momento. Pero 12 horas después, una fuerte réplica de magnitud 5,1 causó el derrumbe de la parte restante de la torre.

"Nuestra memoria histórica fue erradicada", dijo Elena Sergio, residente del pueblo.

También en Finale Emilia, una parte de la iglesia de San Carlo se derrumbó. Contenía una pintura del artista Giovanni Franceso Barbieri, conocido como Il Guercino, del siglo XVII.

Pese a los daños en las iglesias, los residentes dijeron que era un alivio que el sismo haya sucedido tan temprano pues horas más tarde los edificios hubieran estado llenos.

"Nuestros niños iban a tomar su primera comunión aquí (el domingo por la mañana)", dijo un sacerdote en la cercana ciudad de Mirandola, donde se derrumbó el techo de una catedral.

"Si hubiera pasado en ese momento, habría sido un desastre", agregó.

Escrito por Philip Pullella, Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below