22 de mayo de 2012 / 17:23 / hace 5 años

Película de mafiosos de Brad Pitt rompe el sueño americano

<p>El actor Brad Pitt durante una conferencia de prensa de la pel&iacute;cula "Killing Them Softly" en el Festival de Cine de Cannes, mayo 22 2012. La &uacute;ltima pel&iacute;cula de Brad Pitt pinta un crudo retrato del sue&ntilde;o americano destrozado, mezclando una historia de mafiosos violentos pero c&oacute;micos con cr&iacute;ticas a la incapacidad de los pol&iacute;ticos para afrontar la crisis econ&oacute;mica.Eric Gaillard</p>

Por Mike Collett-White

CANNES, Francia, 22 may (Reuters) - La última película de Brad Pitt pinta un crudo retrato del sueño americano destrozado, mezclando una historia de mafiosos violentos pero cómicos con críticas a la incapacidad de los políticos para afrontar la crisis económica.

"Killing Them Softly" tiene lugar en una ciudad de Estados Unidos sin especificar que ha sufrido los embates del colapso financiero: casas abandonadas, tiendas cerradas y mafiosos y delincuentes de poca monta luchando para arreglárselas.

La película, coproducida por Pitt, aspira a la Palma de Oro en el Festival de Cannes, y el martes tiene su estreno mundial en la alfombra roja.

Pitt interpreta al despiadado asesino Jackie Cogan, contratado por un jefe de la mafia para eliminar a una banda de ladrones que asaltan una partida de póker de altas apuestas.

El título procede de su insistencia en evitar dolor y sufrimiento innecesarios cuando comete sus asesinatos.

Incluye en el reparto a los especialistas en cine de mafiosos Ray Liotta y James Gandolfini, y vuelve a reunir a Pitt con el director neozelandés Andrew Dominik tras su colaboración en "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford".

El mensaje político de la película es inevitable. Los canales de noticias suenan de fondo en los bares y en las radios de los coches, y el tema de debate es invariablemente la crisis económica, los errores políticos, la avaricia y los sueños rotos.

En una escena del final, Cogan lanza un mordaz ataque contra Thomas Jefferson, el autor principal de la Declaración de Independencia de EEUU, al que acusa de ser un hipócrita y un mentiroso.

"Vivo en América, y en América estás solo", declara el personaje de Pitt. "América no es un país, sólo es un negocio".

NO ES CONTRA OBAMA

En la rueda de prensa tras la presentación de la película a los medios, Pitt dijo que no quería que "Killing Them Softly" se viera como un ataque al presidente Obama.

"Tiro más hacia la izquierda y quiero comprender mi propia tendencia, así que no me opongo a que mis personajes tengan un punto de vista distinto", afirmó.

"De hecho, tengo una concepción muy elevada de él (Jefferson)", agregó.

"Interpretamos a personas con opiniones muy específicas. Obviamente vivimos en un país en una época de gran división, y por eso me interesan esos otros argumentos que... ciertamente no son los míos.

Habló sobre la "tóxica" división política de Estados Unidos, donde "trata más de que el partido gane la discusión que de los propios problemas. Es un problema verdaderamente serio".

Pitt no pareció sorprendido cuando las preguntas pasaron de la película y su mensaje político a su vida personal.

Dijo a los periodistas que su pareja Angelina Jolie no estaba en Cannes, disipando los rumores de que la poderosa pareja de Hollywood aparecería junta en la alfombra roja.

Al preguntarle si pensaban casarse, respondió: "No tenemos fecha. Sinceramente, de verdad, no tenemos fecha. Cualquier fecha segura es sencillamente un rumor".

Traducido por Jaime Ortiz en Redacción de Madrid, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below