29 de mayo de 2012 / 15:44 / hace 5 años

ENTREVISTA-Ai Weiwei dice huida disidente chino será inspiradora

<p>El artista disidente chino Ai Wei Wei durante una entrevista en su estudio de Pek&iacute;n, mayo 29 2012. El disidente m&aacute;s famoso de China, el artista Ai Weiwei, dijo que la dram&aacute;tica huida del activista ciego Chen Guanhcheng de su confinamiento inspirar&aacute; a otros chinos a continuar por el camino hacia la democracia y a no vivir con miedo. REUTERS/David Gray</p>

Por Sui-Lee Wee

PEKIN (Reuters) - El disidente más famoso de China, el artista Ai Weiwei, dijo que la dramática huida del activista ciego Chen Guanhcheng de su confinamiento inspirará a otros chinos a continuar por el camino hacia la democracia y a no vivir con miedo.

La fuga de Chen el mes pasado después de 19 meses de detención ilegal en su casa para refugiarse temporalmente en la embajada estadounidense de Pekín avergonzó al Partido Comunista gobernante y puso de manifiesto la falta de regulación en China.

“Gracias a sus esfuerzos, su fuerte espíritu y su agudeza ha hecho que otros chinos no tengan excusa para seguir viviendo con miedo porque sus situaciones nunca serán peores que esa”, dijo Ai el martes, en sus comentarios más amplios sobre el caso desde que Chen se escapó.

“Las cosas más injustas que pueden pasar en una sociedad cayeron sobre un hombre ciego”, dijo. “Esto es algo que nadie puede aceptar o justificar con cualquier excusa. Todo el mundo debería preguntar: '¿Tenemos que existir realmente en una sociedad como ésta?'”, agregó.

El barbudo y corpulento activista, de 55 años y vestido con una amplia túnica blanca de algodón, habló desde su casa ubicada en el oeste de Pekín, donde 15 cámaras de seguridad vigilan continuamente su actividad fuera de la vivienda.

Ai, que denuncia al Gobierno por violación de la ley al imponerle una multa por evasión fiscal de 15 millones de yuanes (2,4 millones de dólares) por la compañía que comercializa su obra, fue detenido sin cargos en abril del 2011 y permaneció en régimen de aislamiento hasta su libertad condicional en junio pasado.

Desde entonces ha ignorado los esfuerzos por silenciarlo y, en su lugar, se ha convertido en punto de encuentro para disidentes y activistas chinos.

Ai no conoce personalmente a Chen y dijo que estaba “muy sorprendido” cuando el sábado recibió una llamada suya desde Nueva York.

“Me caes muy bien”, dijo Chen a Ai, a lo que éste respondió: “Tú también desde hace mucho tiempo”.

Ai dijo también a Chen que espera que pueda “vivir en paz, estudiar mucho y que su familia pueda recuperarse psicológicamente”.

Chen contó al artista que estaba “acostumbrándose aún” a la vida en Nueva York, a donde llegó hace cerca de dos semanas después de que China le dejase abandonar Pekín para suavizar una disputa diplomática con Estados Unidos.

“Gracias a sus propios esfuerzos puede disfrutar de los derechos más básicos como vivir en paz con sus hijos, viajar, estudiar y llevar una vida normal”, dijo Ai. “Pero eso no le fue concedido en su propio país. Creo que es una historia muy irónica”, añadió.

Chen está empezando sus estudios en la escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York en virtud del acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y China.

“LA REPRESION NUNCA TENDRA EXITO”

Pocos en China han oído hablar de Chen por el estricto control de los medios e internet, que según Ai son “métodos exactamente iguales a los que se usaron durante la Revolución Cultural hace 40 años”.

El artista añadió que la fuga de Chen ilustra que el programa de “mantenimiento de la estabilidad” de las autoridades, que intenta asegurar el continuismo del régimen de partido único, está condenado al fracaso.

“Esta forma simple de represión, usar un método de no dejar hablar a nadie, nunca tendrá éxito”, dijo Ai, que tiene que informar diariamente de sus movimientos a la seguridad estatal.

“Cuanto más quieran mantenerlo, en más inestable se convierte”, dijo Ai, añadiendo que el mundo se estaba moviendo hacia un aumento de la libertad y la democracia.

Consultado sobre cuándo creía que China alcanzaría la democracia, sonrió y dijo: “Predije que ayer, pero me equivoqué”.

Ai, que vivió en Nueva York durante 12 años para estudiar arte, respondió con un largo silencio a la pregunta de si se ve a sí mismo viviendo en el exilio.

“Nunca dejaré China a menos que me vea obligado”, dijo. “Porque China es mía. No tengo que dejar algo que me pertenece en manos de gente en la que no confío”, agregó.

Información de Sui-Lee Wee, Traducido por Teresa Medrano en la Redacción de Madrid. Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below