Australia crea el mayor parque marino mundial y prohíbe perforar

jueves 14 de junio de 2012 12:40 GYT
 

Por Maggie Lu YueYang

CANBERRA (Reuters) - Australia creará la mayor red de parques marinos del mundo, con lo que protegerá las aguas que cubren un área del tamaño de India y prohibirá la perforación y exploración de petróleo y gas, además de limitar la pesca comercial en algunas de las zonas más sensibles.

El número de reservas marinas de Australia pasará de 27 a 60 según el nuevo plan, que cubrirá más de 3 millones de kilómetros cuadrados, es decir, un tercio de las aguas de la nación.

El anuncio llega una semana antes de que más de 130 jefes de Estado y de Gobierno se reúnan en Río de Janeiro para la conferencia de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, que se enmarca en los esfuerzos globales para contener el cambio climático, una de las mayores conferencias en la historia de la ONU.

Las nuevas reservas se establecerán desde el cañón de Perth, en el suroeste, hasta la isla Canguro en el sur, pero la "joya de la corona" será la protección del mar de Coral que rodea la Gran Barrera de Coral en el noreste, dijo el jueves el ministro de Medio Ambiente, Tony Burke.

"El parque nacional marino del mar de Coral (...) combinado con la zona de la Gran Barrera de Coral, se convierte en la zona marina protegida más grande del mundo", dijo Burke.

El plan de protección prohibirá la exploración de gas y petróleo en todos los parques marinos nacionales.

Burke reconoció que la iniciativa también tendría un impacto en la industria pesquera. El plan atrajo críticas inmediatas de algunos grupos ecologistas, además de políticos opositores e independientes y grupos de presión.

"Es devastador y los que lo sufrirán más serán las comunidades de la costa", dijo a la televisión australiana Dean Logan, consejero delegado de la Alianza Marina Australiana, que representa a los pesqueros comerciales y recreativos.

Burke dijo que el Gobierno dialogaría con la industria pesquera sobre una compensación, durante el período de consultas de 60 días.

(Traducido en la Redacción de Madrid; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)