En Cuba, un cantante de ópera construye un imperio

miércoles 11 de julio de 2012 13:20 GYT
 

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Un grupo de artistas cubanos con bailarines al estilo Broadway y clásicos cantantes de ópera abrieron "El Cabildo, un centro cultural que está acelerando el ritmo de las reformas económicas en la isla comunista.

El club de 130 empleados sería la mayor empresa privada de la ciudad y quizás un adelanto de lo que se viene en el país, donde están creciendo este tipo de negocios por las medidas puestas en marcha por el presidente Raúl Castro para impulsar la economía y sacar a flote el sistema socialista.

Ubicado en un barrio residencial de La Habana, el sitio cuenta con un teatro al aire libre, bar y restaurante con 150 sillas. Es visto como un retorno a la vida antes de la revolución de 1959 en Cuba, cuando la capital estaba repleta de cabaret y teatros.

El centro ofrece un espectáculo nocturno animado por un grupo ecléctico denominado ""Opera de la Calle", que mezcla la ópera tradicional con música y bailes cubanos, así como música popular extranjera.

El ritmo de discoteca reina los domingos, mientras que cuatro tenores actúan otras noches dedicadas a la ópera.

A diferencia de los lujosos clubes que había antes de la revolución, "El Cabildo fue construido sobre las ruinas de un edificio derrumbado y su estructura incluye partes de las desmanteladas instalaciones portuarias de La Habana.

Un techo de hojas de palma (guano), el árbol típico de Cuba, cubre parte del lugar.

Cuba ha tenido siempre una activa vida nocturna con teatro, discotecas y música, incluyendo el famoso cabaret Tropicana, que es popular entre los turistas.   Continuación...

 
<p>El grupo "Opera de la calle" durante una presentaci&oacute;n en La Habana, jun 30 2012. Un grupo de artistas cubanos con bailarines al estilo Broadway y cl&aacute;sicos cantantes de &oacute;pera abrieron "El Cabildo, un centro cultural que est&aacute; acelerando el ritmo de las reformas econ&oacute;micas en la isla comunista. REUTERS/Desmond Boylan</p>