Cantante ópera critica burócratas tras cierre de negocio en Cuba

viernes 3 de agosto de 2012 16:12 GYT
 

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - El Gobierno cubano cerró un centro cultural privado, causando consternación entre artistas e intelectuales de la isla, una medida que ha sido vista como un freno a las reformas económicas emprendidas por el presidente Raúl Castro.

Inspectores del Gobierno irrumpieron hace una semana en el centro cultural "El Cabildo", considerado la mayor empresa privada de Cuba, e interrumpieron la presentación del grupo de teatro "Opera de la Calle" ante la sorpresa de su dueño, artistas y empleados.

Autoridades locales, citando un reciente artículo de Reuters sobre "El Cabildo", le retiraron la licencia a su propietario Ulises Aquino, alegando "enriquecimiento ilícito", lo que le impide continuar con su negocio.

Los funcionarios dijeron a Aquino, quien también es cantante de ópera, que había incurrido en el cobro a los clientes que accedían al lugar, pese a que la compañía está subvencionada por el Ministerio de Cultura de la isla.

La mayoría de los clientes de "El Cabildo" eran de Cuba y pagaban un precio de entrada de 50 pesos cubanos, equivalente a dos dólares, mientras que los turistas extranjeros pagaban hasta el equivalente de 25 dólares para disfrutar del espectáculo.

Los inspectores interrogaron también a los jóvenes artistas y a empleados del restaurante, pero no hallaron nada fuera de lugar salvo a dos cocineros en período de pruebas que aún estaban sin los documentos para ejercer como trabajadores por cuenta propia, dijeron empleados.

Una carta de protesta que circula entre los miembros de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, escrita por Aquino, critica la decisión y defiende su emprendimiento privado y el proyecto cultural que ha construido en años.

"Dice el poeta: 'quien cuestiona al honrado, señal clara de que no lo es', y dice el proverbio 'piensa el ladrón que todos son de su condición'", dijo Aquino en su carta.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una presentaci&oacute;n del grupo teatral "Opera en la Calle" en La Habana, jun 30 2012. El Gobierno cubano cerr&oacute; un centro cultural privado, causando consternaci&oacute;n entre artistas e intelectuales de la isla, una medida que ha sido vista como un freno a las reformas econ&oacute;micas emprendidas por el presidente Ra&uacute;l Castro. REUTERS/Desmond Boylan</p>