JUEGOS-Atletas se retiran en lo alto, pero ¿qué viene después?

miércoles 8 de agosto de 2012 13:35 GYT
 

Por Belinda Goldsmith

LONDRES (Reuters) - El nadador estadounidense Michael Phelps deja de lado sus antiparras, la pedalista británica Victoria Pendleton aparca su bicicleta y la clavadista china Wu Minxia se olvida de la piscina.

Muchos atletas se están retirando en los Juegos Olímpicos de Londres tras años de sacrificios y dedicación absoluta. Varios de ellos tienen planes para cuando dejen el deporte, pero otros se encaminan hacia lo desconocido.

Atletas como Phelps y Pendleton se retiran en lo más alto, con sus medallas de oro garantizándoles lucrativos arreglos y apariciones en los medios para el futuro.

Algunos se alejan porque sus cuerpos se les están volviendo en contra, como la gimnasta británica Beth Tweddle, quien dijo que no aguantará otros cuatro años de entrenamientos para llegar en buen estado a los Juegos de Río de Janeiro 2016.

Otros ni siquiera clasificaron a Londres y deben seguir adelante con sus vidas. También están quienes deben alejarse del deporte por lesiones, como la gimnasta Shawn Johnson, quien ha ganado cuatro medallas olímpicas y tuvo que retirarse antes de los Juegos en la capital británica por una lesión de rodilla.

Para todos, la transición a una vida que no se vea dominada por los entrenamientos es un gran cambio, dando crédito a que los atletas mueren dos veces es un vida, la primera de ellas cuando se retiran.

Estudios muestran que los atletas retirados pueden sufrir depresión y otros problemas mentales y son más propensos al abuso de sustancias, desórdenes alimenticios y suicidio que la población en general.

El pedalista británico Bradley Wiggins ha hablado abiertamente de como su padre Garry, un ex campeón de ciclismo, entró en un espiral descendente cuando dejó el deporte y murió en Australia siendo alcohólico.   Continuación...