Cálida acogida en Venecia a escalofriante retrato de un asesino

jueves 30 de agosto de 2012 14:31 GYT
 

Por Mike Collett-White

VENECIA (Reuters) - Los espectadores de "The Iceman", una nueva película sobre la vida real del asesino profesional Richard Kuklinski, que mató a más de 100 personas, pueden quedarse con el incómodo sentimiento de que les gusta el chico malo del filme.

El director israelí Ariel Vromen logra un retrato redondo del famoso asesino, que murió en prisión en el 2006, retratándolo no sólo como un agresor a sangre fría, sino como un esposo encantador y padre de dos niñas.

"The Iceman" se estrena el jueves en el festival de cine de Venecia, donde no está en la competición principal pero ha obtenido muy buenas críticas, en particular para el protagonista, Michael Shannon.

El estadounidense, tan imponente físicamente como el hombre al que da vida, es a la vez tierno y cruel y, según Hollywood Reporter, mostró "una vez más que puede explorar la oscuridad como pocos actores actuales".

"Es un logro de este sorprendente actor que no importa lo depravada que sean sus acciones, Richie sigue siendo el antihéroe que capta nuestra atención de forma implacable", dijo en su crítica.

El actor de 38 años obtuvo una candidatura al Oscar por su retrato de John Givings en "Revolutionary Road" y, dado que el festival de Venecia abre la temporada de premios, podría optar de nuevo a la estatuilla dorada en la categoría de actor protagónico.

"Al final de la película te dices 'me gusta este tipo', y luego te preguntas por qué. Y creo que esa relación la hace diferente a muchas otras películas de gángsters", dijo Vromen a periodistas tras la proyección a la prensa el jueves.

ABUSOS DE NIÑO   Continuación...

 
<p>El cineasta Ariel Vromen posa para una fotograf&iacute;a promocional de su pel&iacute;cula "The Iceman" durante el Festival de Cine de Venecia, ago 30 2012. Los espectadores de "The Iceman", una nueva pel&iacute;cula sobre la vida real del asesino profesional Richard Kuklinski, que mat&oacute; a m&aacute;s de 100 personas, pueden quedarse con el inc&oacute;modo sentimiento de que les gusta el chico malo del filme. REUTERS/Tony Gentile</p>