La mujer de Hollande demanda a las revistas de farándula

jueves 6 de septiembre de 2012 15:17 GYT
 

PARÍS (Reuters) - Valerie Trierweiler, compañera del presidente francés, François Hollande, ha demandado a tres revistas de espectáculos por violar su privacidad después de que publicaran fotografías de la pareja presidencial en traje de baño, según dijo el jueves su abogada.

Las revistas -Closer, Voici y Public- publicaron en sus portadas las imágenes tomadas por fotógrafos desde lejos cuando Hollande y Trierweiler estaban de vacaciones en Fort de Brégançon, la residencia presidencial de descanso en la costa sur de Francia.

Otra revista que también recogió las fotos, VSD, fue condenada el martes por violación de la privacidad y tiene que pagar a Trierweiler una multa de 2.000 euros, lejos de los 30.000 que había pedido la mujer, según dijo a Reuters un editor de la publicación.

"Hemos iniciado otras tres demandas contra tres revistas de farándula: Closer, Voici y Public", dijo a la radio Europe 1 la abogada de Trierweiler, Frederique Giffard.

La ley francesa es una de las más protectoras de Europa con el derecho a la privacidad, y los famosos suelen recibir indemnizaciones por la publicación de imágenes de paparazzi. Los tribunales suelen requerir que las revistas publiquen su decisión en la portada.

"Decidimos perseguir a las revistas que publicaron las fotos en sus portadas y que intentaron vender, captar el ojo del lector con estas fotos", dijo la abogada.

La relación de Trierweiler con Hollande es una fuente de fascinación en Francia, y ha llevado a la publicación de tres libros explorando sus tensas relaciones con Ségolène Royal, ex pareja de Hollande y madre de sus cuatro hijos.

Trierweiler, periodista de la revista Paris match que decidió permanecer en la plantilla después de que Hollande resultara elegido en mayo, decidió no demandar a su empleador a pesar de que la revista publicó una imagen de la misma serie de las vacaciones.

Giffard dijo que Paris Match no ha sido demandada porque la revista fue más discreta.

"No hay una excepción cuando se trata del empleador de Triweweller", dijo, añadiendo que Public es propiedad del grupo mediático Lagardère, que también posee Paris Match.

(Información de Chine Labbe; Escrito por Nicholas Vinocur)