PERFIL-Mo Yan se nutre del sufrimiento y gana Nobel Literatura

jueves 11 de octubre de 2012 16:14 GYT
 

Por Sui-Lee Wee

PEKIN (Reuters) - Mo Yan, quien ganó el Premio Nobel de Literatura, fue forzado a abandonar la escuela primaria y a pastorear ganado durante la Revolución Cultural china y algunas veces sufrió tantas carencias que comió cortezas de árboles y maleza para sobrevivir.

Pero Mo, de 57 años, atribuye a ese temprano sufrimiento la inspiración de su obra en la que aborda la corrupción, la decadencia en la sociedad china, la política de planificación familiar y la vida rural del país.

"La soledad y el hambre fueron mis fortunas de creación", dijo una vez el autor de la novela "Sorgo Rojo" y el primer chino en recibir el galardón.

La decisión de entregar a Mo el prestigioso premio probablemente será recibida con júbilo y consternación en China.

El autor, cuyo pseudónimo Mo Yan significa "no hables", es considerado por los críticos como demasiado cercano al Partido Comunista, aunque algunos de sus libros fueron prohibidos. Entre sus títulos publicados figuran "Grandes Pechos y Amplias Caderas" y "La República del Vino".

Influenciado por Gabriel García Márquez, D.H. Lawrence y Ernest Hemingway, Mo usa la fantasía y la sátira en muchos de sus libros, que han sido calificados por medios estatales como "provocadores y vulgares".

"Sorgo Rojo" presenta los problemas que vivían los agricultores durante los primeros años del Gobierno comunista y fue llevado al cine por el director nominado a los premios Oscar Zhang Yimou.

La amenaza de que un libro sea prohibido en el mercado interno chino ha implicado que los autores sean especialmente cuidadosos si quieren ganarse la vida, pese a que el sistema censor de hoy no es tan terrible como durante la era maoísta de línea dura.   Continuación...

 
<p>Unos libros del autor chino Mo Yan en la Feria del Libro de Fr&aacute;ncfort, oct 11 2012. Mo Yan, quien gan&oacute; el Premio Nobel de Literatura, fue forzado a abandonar la escuela primaria y a pastorear ganado durante la Revoluci&oacute;n Cultural china y algunas veces sufri&oacute; tantas carencias que comi&oacute; cortezas de &aacute;rboles y maleza para sobrevivir. REUTERS/Ralph Orlowski</p>