Artistas rusas pierden apelación para seguir en prisión de Moscú

lunes 15 de octubre de 2012 16:33 GYT
 

MOSCU (Reuters) - Dos miembros de la banda de música punk "Pussy Riot" perdieron el lunes una apelación para permanecer en un centro de detención de Moscú destinado a reos que esperan un juicio, dijeron sus abogados, y cumplirán ahora el resto de sus sentencias en una remota colonia penal donde las condiciones son mucho más duras.

Un tribunal de la Ciudad de Moscú confirmó la semana pasada la sentencia de dos años impuesta a Nadezhda Tolokonnikova, de 22 años, y Maria Alyokhina, de 24, por realizar una protesta en contra de Vladimir Putin en una catedral. Fueron culpadas de vandalismo motivado por odio religioso.

Tolokonnikova y Alyokhina tienen niños pequeños y sus abogados dicen que transferirlas a la colonia fuera de Moscú, donde el régimen es mucho más estricto que en el centro de detención, complicará el contacto con sus familias.

"Existen grandes preocupaciones allí -su seguridad, su salud. Una barraca de 150 personas no es lo mismo que una celda para cuatro personas", dijo el abogado Mark Feigin a Reuters. La colonia penal más cercana está ubicada a unos 100 kilómetros de Moscú.

Según la ley rusa, sólo prisioneros con penas de menos de seis meses pueden cumplir su sentencia en los centros de detención para quienes esperan un juicio. La ley también establece una excepción para los reos con aptitudes requeridas en tales centros.

Las audiencias de Tolokonnikova y Alyokhina tuvieron lugar en el centro de detención, junto con las apelaciones de otras 10 convictas. Sus abogados argumentaron que las dos podrían trabajar como cocineras en el centro. Las autoridades nominaron a otros tres reclusos para que se quedaran.

Las prisiones rusas son reconocidas por las miserables condiciones y el frecuente trato brutal a los reclusos por parte del personal. El país se enfrenta a críticas internacionales por la muerte en prisión en 2009 del abogado Sergei Magnitsky, quien pudo haber sido golpeado hasta la muerte.

(Reporte de Gleb Bryanski)