Muere Larry Hagman, el notorio villano J.R. Ewing de "Dallas"

sábado 24 de noviembre de 2012 10:10 GYT
 

Por Bill Trott

(Reuters) - Larry Hagman, quien dio vida a uno de los villanos más supremos de la televisión estadounidense, el infame magnate del petróleo J.R. Ewing en "Dallas", murió el viernes, según un compañero de reparto. Tenía 81 años.

Hagman murió en un hospital de Dallas debido a complicaciones en su batalla contra un cáncer de garganta, informó el Dallas Morning News, citando un comunicado de su familia. Había sufrido un cáncer de hígado y cirrosis en los 90 después de décadas bebiendo.

Linda Gray, quien interpretó el papel de mujer sufridora de J.R., Sue Ellen, estaba con Hagman en Dallas cuando falleció, dijo la portavoz de la actriz, Jeffrey Lane, en un correo electrónico.

"Larry Hagman fue mi mejor amigo durante 35 años", dijo Gray en un comunicado. "Trajo alegría a todos los que conocía. Era creativo, divertido, cariñoso y talentoso y le echaré de menos enormemente".

La madre de Hagman fue la estrella del cine y el teatro Mary Martin y él se dio a conocer en 1965 con "I Dream of Jeannie", una serie de televisión muy popular en la que interpretó a Major Anthony Nelson, un astronauta que descubre un hermoso genio en una botella.

"Dallas", que supuso su debut en la cadena CBS en 1978, hizo de Hagman una superestrella. El programa pronto se convirtió en uno de los más vistos de la cadena, adquiriendo relevancia internacional, inspirando otras series, imitadores y su renacimiento en 2012.

"Dallas" fue una telenovela que se emitía por las noches sobre una familia de Texas, fabulosamente rica en petróleo y ganado, y su trama se llenó de puñaladas por la espalda, dobles juegos, disputas familiares, violencia, adulterio y otros malos comportamientos.

En medio de todo esto, el despiadado J.R. Ewing interpretado por Hagman, sonriendo maliciosamente con un sombrero cowboy y botas, trama cómo engañar a sus rivales y a su mujer durante un total de 356 episodios que se emitieron entre 1978 y 1991.   Continuación...