El adorado oso polar Knut vuelve a escena en Berlín

viernes 15 de febrero de 2013 13:33 GYT
 

BERLÍN (Reuters) - Knut, el oso polar criado por humanos que capturó los corazones de los alemanes antes de su temprana muerte en 2011, volvió ante su fiel público berlinés el viernes con la presentación de un modelo a tamaño natural que lleva la piel real del animal.

Knut estará durante un mes en el vestíbulo del museo de historia natural de la ciudad, que ha modificado su entrada para la anticipada acumulación de visitantes, según dijo una portavoz del museo.

El centro insiste en que Knut no ha sido disecado. En su lugar se ha hecho una réplica del oso a partir de su esqueleto en una de las posturas preferidas, y este modelo se ha cubierto con el pelaje del plantígrado, un procedimiento conocido como dermoplastia.

El modelo tiene unos ojos expresivos y la nariz brillante, dijo el director del museo, Johannes Bogel.

"Creo que la gente aceptará a Knut, porque este es un modelo muy digno (...) la gente que conoció muy bien a Knut mientras estaba vivo reconoce a su Knut aquí otra vez", dijo.

Knut fue la atracción estrella del zoológico de Berlín durante sus cuatro años de vida.

Su madre lo rechazó cuando nació, dejando al esponjoso osezno blanco para que lo criaran los empleados del parque. Miles de personas esperaban horas para verlo jugar en su recinto y él inspiró una gran variedad de productos comerciales.

Otros zoológicos han intentado en vano hacer famosos a sus animales. Ninguno se ha acercado a la fama de Knut.

El oso murió de improviso en marzo de 2011 en un ataque epiléptico.

(Reporte de Reuters television; Escrito por Alexandra Hudson; Traducido por Redacción de Madrid)

 
Imagen de archivo del oso polar Knut durante la celebración de su segundo cumpleaños en el zoológico de Berlín, dic 5 2008. Knut, el oso polar criado por humanos que capturó los corazones de los alemanes antes de su temprana muerte en 2011, volvió ante su fiel público berlinés el viernes con la presentación de un modelo a tamaño natural que lleva la piel real del animal. REUTERS/Johannes Eisele/File SOLAMENTE PARA SU USO EDITORIAL