Vestidos de la princesa Diana recaudan 1,2 mln dlrs en una subasta

martes 19 de marzo de 2013 18:03 GYT
 

Por Clare Hutchison

LONDRES (Reuters) - Diez vestidos usados por la fallecida princesa Diana, entre ellos el famoso traje de noche de seda azul con el que bailó con John Travolta en la Casa Blanca en 1985, recaudaron más de 800.000 libras (1,2 millones de dólares) en una subasta realizada el martes en Londres.

La pieza, diseñada por Victor Edelstein y que la princesa vistió en la cena de gala en Estados Unidos, fue lo más caro de una subasta organizada por los especialistas en moda de Kerry Taylor Auctions después de que se pagaran por él 240.000 libras, dentro del precio estimado antes de la puja.

Un vestido negro de cuentas de Catherine Walker que Diana vistió en una sesión fotográfica para Vanity Fair con el fotógrafo Mario Testino alcanzó las 108.000 libras, al igual que un vestido de seda de color borgoña del mismo diseñador que llevó la entonces princesa de Gales durante una visita de estado a Australia.

Diana vendió originalmente las piezas en una subasta caritativa en Nueva York poco antes de morir en un accidente de tráfico en París en agosto de 1997.

La selección de los vestidos muestra la evolución de la ex aristócrata británica desde la ingenuidad hasta convertirse en un ícono de la moda global, una transformación que cautivó al mundo tanto como su vida privada.

Apodada como "La princesa del pueblo" tras su muerte a los 36 años, Diana fue adorada por millones de personas que la consideraban un soplo de aire fresco para una familia real, vista por aquel entonces como alejada del mundo moderno.

Esta fascinación tiene réplica en el cariño público mostrado hacia Catalina Middleton, que en el 2011 se casó con el hijo mayor de Diana, el príncipe Guillermo, y anunció su embarazo el año pasado.

La monarquía británica ha hecho resurgir su popularidad, algo que quedó patente en los grandes festejos por el Jubileo de Diamante de la reina Isabel en 2012 que marcaron el 60 aniversario de su reinado.   Continuación...