Holanda celebra asunción de Guillermo como rey

martes 30 de abril de 2013 15:39 GYT
 

Por Thomas Escritt y Gilbert Kreijger

AMSTERDAM (Reuters) - Guillermo Alejandro se convirtió el martes en el primer rey de Holanda desde 1890, ascendiendo a un trono sin demasiado poder político pero con un gran significado para los holandeses.

En su investidura en la Nieuwe Kerk (Nueva Iglesia) de Amsterdam, el monarca de 46 años juró respetar la constitución de Holanda y remarcó la necesidad de unidad en momentos de crisis económica.

"Tomo este puesto en un periodo en el que muchos en el reino se sienten vulnerables o inseguros. Vulnerables en sus trabajos o por su salud, inseguros por sus ingresos o su situación inmediata", dijo Guillermo Alejandro al asumir como rey, en una ceremonia en la que estuvieron presentes varios príncipes, princesas y dignatarios.

Con un sobrio vestido morado, Beatriz firmó el documento de abdicación frente al gabinete holandés y a Guillermo Alejandro y Máxima, que usaba un vestido rosa pálido con una falda brillante y un enorme lazo en su hombro izquierdo.

Conteniendo las lágrimas, la ex reina Beatriz salió al balcón del Palacio Real y presentó a su hijo ante la multitud vestida de naranja reunida en la plaza Dam de Amsterdam desde tempranas horas del martes.

"Hace un momento abdiqué al trono. Estoy contenta y agradecida de presentarles a su nuevo rey", dijo Beatriz, de 75 años, que ahora toma el título de princesa.

Beatriz se retiró tras 33 años en el trono, siguiendo la tradición de su madre y su abuela.

Unas 25.000 personas reunidas en la plaza -muchas vestidas con el color de la Casa de Orange o con pelucas, sombreros, pañuelos o coronas naranjas- celebraran mientras se transmitía la sucesión.   Continuación...

 
La reina Beatriz de Holanda durante una ceremonia religiosa de coronación en la iglesia Nieuwe Kerk de Amsterdam, abr 30 2013. La reina Beatriz de Holanda abdicó el martes, entregando el trono a su hijo mayor, el príncipe Guillermo-Alejandro, que se convirtió en el primer rey holandés en más de 120 años. REUTERS/Robin Utrecht/Pool