El príncipe Jorge de Inglaterra es inquieto, dice su padre Guillermo

lunes 19 de agosto de 2013 13:35 GYT
 

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - Jorge, el recientemente nacido hijo del príncipe Guillermo de Inglaterra y de su mujer, Catalina, es un niño un poco inquieto que no duerme muy bien y necesita que le cambien el pañal con demasiada frecuencia, confesó su padre en su primer entrevista desde el nacimiento del tercero en la línea de sucesión al trono británico.

Jorge nació el 22 de julio en medio de una locura mediática a nivel mundial, lo que refleja la popularidad internacional de sus padres y la fascinación permanente que genera la familia real inglesa.

En una entrevista emitida el lunes por la cadena CNN, Guillermo dijo que el futuro heredero al trono británico, que pesó 3,8 kilos al nacer, crece rápido y que es como un "pequeño guerrero" que mantiene despiertos a sus padres por las noches.

"Es un poco inquieto. Me recuerda a mi hermano (el príncipe Enrique) o a mí cuando era más joven, no estoy seguro", dijo con una sonrisa.

"Se mueve mucho y no quiere dormirse, lo que es un pequeño problema", agregó.

Gritos y un aluvión de flashes provenientes de cámaras fotográficas recibieron a Guillermo y Catalina cuando enseñaron al mundo por primera vez, y hasta ahora única, a su hijo recién nacido a la salida de un hospital de Londres un día después de su nacimiento. Se espera que la pareja muestre otra foto del príncipe en breve.

Guillermo dijo que la experiencia ha sido impresionante.

"Como cualquier padre primerizo sabe, estás más que dispuesto a enseñar a tu hijo y proclamar que es el más lindo y el mejor de todos", agregó.   Continuación...

 
El príncipe británico Jorge es presentado ante los medios del mundo a la salida del St Mary's Hospital en Londres. Imagen de archivo. REUTERS/John Stillwell. Jorge, el recientemente nacido hijo del príncipe Guillermo de Inglaterra y de su mujer, Catalina, es un niño un poco inquieto que no duerme muy bien y necesita que le cambien el pañal con demasiada frecuencia, confesó su padre en su primer entrevista desde el nacimiento del tercero en la línea de sucesión al trono británico.