Turistas se quedan pasmados con la cuenta en un café de Venecia

martes 20 de agosto de 2013 13:18 GYT
 

ROMA (Reuters) - Los turistas que vayan a Venecia deben tener cuidado y leer bien la cuenta.

Todo el mundo sabe que la ciudad de los canales puede ser cara, pero siete turistas de Roma se llevaron una amarga sorpresa cuando por cuatro cafés y tres licores en una terraza de un café les cobraron 100 euros.

El contratiempo ocurrió en el famoso Caffe Lavena, en la plaza de San Marcos, donde el compositor alemán del siglo XIX Richard Wagner, que murió en Venecia en 1883, se sentaba cada mañana para tomar un café cuando vivía en la ciudad.

Lo que los turistas romanos - que publicaron la cuenta en Facebook - no percibieron cuando miraron el menú fue el "sobrecargo por la música", de seis euros por persona. Eso sumó 42 euros a la cuenta, casi la mitad de la factura.

Los propietarios del famoso café, que abrió en 1750 y cuyos camareros van ataviados con chaquetillas blancas mientras una orquesta de cámara toca, se defendieron.

Afirmaron que todos los precios (seis euros por un café y diez por un licor), además del suplemento por la música, aparecen en la carta.

"Si consideraban los precios muy altos, podrían haberse levantado y haber ido a otro lugar, como hacen muchos, o tomarse el café de pie en el interior, donde cuesta un euro", dijo el director de Lavena, Massimo Milanese, al periódico Corriere della Sera.

(Reporte de Philip Pullella; Traducido por Redacción de Madrid)