Director cancela documental sobre Hillary Clinton, cita presiones políticas

martes 1 de octubre de 2013 18:59 GYT
 

Por Liana B. Baker y Gabriel Debenedetti

(Reuters) - La cadena de noticias CNN canceló un documental sobre Hillary Rodham Clinton después de que el director dijera que la presión procedente del círculo de Clinton y de líderes republicanos hiciera demasiado difícil terminar el filme.

Una portavoz de la CNN confirmó el lunes que el programa se cancelaría, diciendo que el director "Charles Ferguson nos informó de que no continuará con su documental sobre Hillary Clinton".

Los observadores políticos esperan que Clinton, cuyas cifras en los sondeos la hacen la favorita de los demócratas para la carrera presidencial en 2016, se presente como candidata.

Clinton, ex secretaria de Estado estadounidense, ha dicho que todavía estudia sus opciones.

En una entrada de un blog del sitio web del Huffington Post, Ferguson, a quien la CNN contrató para dirigir el filme el pasado año, dijo que la presión de los ayudantes de Clinton comenzó cuando se unió al proyecto. Afirmó que había encontrado difícil que la gente cooperase y hablase sobre Clinton.

"Cuando me acercaba a la gente para hacer entrevistas, descubrí que nadie, y quiero decir nadie, estaba interesado en ayudarme a realizar esta película. Ni demócratas ni republicanos, y por supuesto nadie que trabaje con los Clinton, (que) tenga acceso a ellos o sueñe con un puesto en una administración de Hillary Clinton", dijo Ferguson en el blog.

Los representantes de Clinton no pudieron ser contactados para realizar comentarios.

Ferguson dijo que estaba sorprendido de que "prominentes demócratas me hicieron saber tanto a mí como a la CNN" que no estaban contentos con el proyecto.   Continuación...

 
La ex secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Rodham Clinton durante un evento en la Inciativa Global Clinton en Nueva York, sep 24 2013. La cadena de noticias CNN canceló un documental sobre Hillary Rodham Clinton después de que el director dijera que la presión procedente del círculo de Clinton y de líderes republicanos hiciera demasiado difícil terminar el filme. REUTERS/Carlo Allegri