Televisión estatal china dice piratearon su cuenta de Twitter

martes 22 de octubre de 2013 13:26 GYT
 

PEKÍN (Reuters) - La televisión estatal china CCTV News dijo el martes que una de sus cuentas de Twitter fue pirateada, y borró un tuit que informaba que el presidente del país había preparado una unidad especial para investigar acusaciones de corrupción contra un ex jefe de seguridad.

El tuit del lunes por la tarde parecía referirse a un artículo en el diario de Hong Kong South China Morning Post.

"La cuenta de Twitter de CCTV News fue objeto el 21 de octubre de un registro ilegal de información incorrecta copiada de otras fuentes", dijo CCTV en su cuenta de Twitter en inglés. "Se ha borrado la información no autorizada", dijo.

La portavoz de CCTV Zhang Xiaojian confirmó que una de las cuentas de Twitter de la cadena había sido pirateada, sin dar más detalles.

China, que a menudo es acusada de orquestar ataques informáticos, dice que es una de las principales víctimas de esta actividad.

"El presidente Xi Jinping ha creado una unidad especial para investigar casos de corrupción contra el líder retirado Zhou Yongkang", decía el tuit borrado, según una captura de pantalla de freeweibo.com, del sitio contra la censura greatfire.org.

Los medios extranjeros, entre ellos el South China Morning Post, han dicho que Zhou estaba bajo investigación por corrupción. Fuentes dijeron el mes pasado a Reuters que el ex funcionario estaba ayudando en una investigación, no que fuera objeto de la misma.

Zhou se retiró como jefe de seguridad del poderoso Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista durante una reorganización en noviembre.

Xi ha dicho que la corrupción es una amenaza para la supervivencia del partido.   Continuación...

 
El logo de Twitter en la casa matriz de la firma en San Francisco, EEUU, oct 4 2013. La televisión estatal china CCTV News dijo el martes que una de sus cuentas de Twitter fue pirateada, y borró un tuit que informaba que el presidente del país había preparado una unidad especial para investigar acusaciones de corrupción contra un ex jefe de seguridad. REUTERS/Robert Galbraith