¿Ha llegado ya Zara a su cima? Para nada, según inversores

martes 5 de noviembre de 2013 12:14 GYT
 

Por Sarah Morris

MADRID (Reuters) - Inditex, el mayor minorista de moda del mundo, no está mostrando señales de estancamiento y los inversores apuestan a que su marca estrella Zara cuenta con mucho espacio para expandirse en los mercados emergentes y su creciente clase media.

El español Amancio Ortega abrió la primera tienda Zara en 1975 y fue pionero en la idea de llevar a las calles las tendencias de las pasarelas. Creó un gigante mundial del vestuario con más de 6.100 tiendas en 86 países y se convirtió así en el tercer hombre más rico del mundo.

Inditex ha capeado la crisis económica mundial mejor que rivales como H&M, ya que su modelo de negocio con cambios rápidos en su oferta de vestuario le ha permitido ser más receptivo a las demandas de los consumidores.

La firma, propietaria de siete marcas distintas a Zara, entre ellas algunas de lujo como Massimo Dutti, también se ha expandido rápidamente en los mercados emergentes. Asia superó recientemente por primera vez a España como su principal fuente de ventas.

Ese factor es clave en el intento de Inditex por mantener su extraordinario crecimiento, ya que la firma registra el 45 por ciento de sus ventas en los mercados emergentes, según estimaciones de analistas, comparado con sólo el 14 por ciento de H&M.

También ha actuado con rapidez en lo relacionado al comercio electrónico, abriendo tiendas de Zara por internet en 22 mercados, comparado con los nueve de H&M.

"Durante tres a cinco años, no creo que haya ninguna amenaza para que ellos mantengan su ritmo de crecimiento", dijo Hala Fadel, gestor de fondos de Comgest, accionista de Inditex.

Eso ayuda a explicar por qué las acciones de Inditex están tan valoradas. Los papeles de la firman se negocian 26 veces las ganancias esperadas en el 2014, en comparación con las 23 veces de H&M y las 13 de Gap.   Continuación...

 
Una tienda de Zara en Barcelona, nov 5 2013. Inditex, el mayor minorista de moda del mundo, no está mostrando señales de estancamiento y los inversores apuestan a que su marca estrella Zara cuenta con mucho espacio para expandirse en los mercados emergentes y su creciente clase media. REUTERS/Albert Gea