FUTBOL--Sancionan a Real Madrid y Barcelona por infringir derechos de TV

lunes 2 de diciembre de 2013 12:23 GYT
 

MADRID (Reuters) - La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España (CNMC) multó al grupo de televisión Mediapro y a los clubes de fútbol Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Racing de Santander por infringir las leyes de competencia en la compraventa de derechos audiovisuales televisivos.

Mediapro fue multado con 6,5 millones de euros, Real Madrid con 3,9 millones, Barcelona con 3,6 millones y Sevilla y Racing con 900.000 y 30.000 euros, respectivamente, dijo el lunes la CNMC.

Las multas fueron impuestas porque Mediapro y los cuatro clubes acordaron contratos de cuatro años por los derechos de televisión, un año más que los tres permitidos.

El grupo de televisión dijo que la firma y los clubes actuaron "de buena fe" y que los contratos cumplen con la legislación española.

La cadena ​​apelará el fallo y adoptará medidas para no pagar la multa mientras esté pendiente una decisión final.

Mediapro y Canal Plus -que forma parte del grupo de comunicación Prisa- comparten los derechos de transmisión de los partidos de la liga española.

A diferencia de otras ligas europeas importantes, la venta de derechos de televisión en España no está sujeta a una negociación colectiva y los clubes acuerdan ofertas de forma individual con los organismos de radiodifusión.

Real Madrid y Barcelona, los dos clubes más ricos del mundo por ingresos, reciben alrededor de la mitad de los ingresos totales por televisión de la liga española, que ascienden a unos 700 millones de euros.

(1 dólar =0,7345 dólares)

(Reporte adicional de Robert Hetz en Madrid, escrito por Iain Rogers; editado por Hernán García)

 
Un hincha del Málaga escucha una radio junto a un camión del grupo de medios Mediapro en Málaga, España, ago 11 2012. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España (CNMC) multó al grupo de televisión Mediapro y a los clubes de fútbol Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Racing de Santander por infringir las leyes de competencia en la compraventa de derechos audiovisuales televisivos. REUTERS/Jon Nazca