L'Oreal detiene ventas de Garnier en China, se enfocará en otras marcas

miércoles 8 de enero de 2014 17:02 GYT
 

SHANGHAI (Reuters) - El gigante francés de cosméticos L'Oreal SA detuvo la comercialización de sus productos de belleza Garnier en China para enfocarse en otras marcas, una semana después de que su rival estadounidense Revlon Inc abandonara ese mercado debido a una caída en las ventas.

La firma se concentrará en sus líneas L'Oreal Paris y Maybelline New York, que han tenido un buen desempeño en China, dijo el miércoles una portavoz de la empresa a Reuters por email.

El mercado chino de cosméticos, de 25.900 millones de dólares, es el tercero en el mundo. Crecería un 63 por ciento en los cinco años hasta 2015, según la firma de investigación de consumo Euromonitor.

"Para fortalecer nuestra posición de liderazgo, hemos decidido discontinuar las ventas de productos Garnier en China y enfocar nuestros esfuerzos en las dos marcas líderes -L'Oreal Paris, la marca principal de belleza, y Maybelline New York, la principal marca de cosméticos en China", dijo la portavoz.

L'Oreal ha dicho que el mercado de China, donde la compañía tiene un 17 por ciento de participación de acuerdo a Euromonitor, estaba "cayendo, aunque se mantenía dinámico", según su estado financiero para el tercer trimestre en octubre.

"Con la ralentización del crecimiento en China las marcas están comenzando a evaluar sus carteras en China y a enfocarse donde ven un mayor crecimiento", dijo Torsten Stocker, socio de la consultora AT Kearney radicado en Hong Kong.

Revlon, propietaria de la línea de cosméticos Almay y el esmalte para uñas Sinful Colors, dijo a fines de diciembre que planea dejar China debido a la caída de las ventas de sus cosméticos. Recortará más de 1.000 empleos como parte de una iniciativa que busca ahorrar unos 11 millones de dólares al año.

El mercado chino tiene mucho potencial para las marcas occidentales. El sector de cosméticos creció más del doble entre 2008 y 2012, según un informe el año pasado de Fung Group, que citó a la Oficina Nacional de Estadística de China.

Sin embargo, China es también un mercado complejo con muchos obstáculos para compañías extranjeras, al tiempo que una ralentización en la economía y una campaña oficial contra la extravagancia han pesado sobre las ventas productos de lujo.

(1 dólar = 6,0512 yenes chinos)

(Reporte de Adam Jourdan. Editado en español por Javier Leira)