Rusia se burla de enviada de EEUU ante la ONU por reunión con Pussy Riot

miércoles 5 de febrero de 2014 23:01 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Samantha Power, discutió el miércoles tendencias "alarmantes" en Rusia con miembros de la banda rusa de música punk Pussy Riot que estuvieron en prisión, lo que llevó al enviado de Moscú ante la ONU a preguntar si ella deseaba unirse al grupo.

Power, quien fue reconocida por su defensa de los derechos humanos antes de unirse al primer gobierno del presidente Barack Obama después de su elección en el 2008, se reunió en la misión de Estados Unidos ante la ONU con Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyokhina antes de su aparición en un concierto de estrellas.

Power y las dos miembros de la banda punk discutieron "la alarmante tendencia (en Rusia) de legislaciones, procesamientos y acciones del Gobierno que buscan reprimir a la disidencia y presionar a grupos que defienden derechos humanos fundamentales y buscan la responsabilidad del Gobierno", dijo el portavoz de Power, Kurtis Cooper.

El caso de las Pussy Riot motivó críticas a nivel global. En el 2012, Tolokonnikova, de 24 años, y Alyokhina, de 25, fueron halladas culpables de vandalismo motivado por odio religioso luego de que entraron a la mayor catedral ortodoxa de Moscú y rogaron a la Virgen María que librara a Rusia del presidente Vladimir Putin.

Al embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, se le preguntó sobre la reunión de aproximadamente media hora que Power tuvo con las dos miembros de la banda Pussy Riot durante una conferencia de la misión rusa.

"¿Ella no se unió a la banda?", preguntó. "Yo esperaría que ella las invite a tocar en la Catedral Nacional en Washington. Eso es lo que espero", agregó.

"Quizás ellos podrían organizarles una gira mundial, saben", comentó. "La Catedral de San Pedro en Roma, y luego quizás la Meca en Arabia Saudí, terminando con un concierto de gala en el Muro de los Lamentos en Jerusalén. Así que si la embajadora Power no lo hace, yo estaría decepcionado", agregó.

Los líderes de Rusia no han intentado ocultar su molestia cuando Washington critica a Moscú por sus antecedentes en derechos humanos. La Federación Rusa a su vez ha acusado a Estados Unidos de abusos a los derechos humanos en su territorio.

(Reporte de Louis Charbonneau y Michelle Nichols; Editado en Español por Ricardo Figueroa)