12 de febrero de 2014 / 0:05 / hace 4 años

Hallan en Austria más cuadros que podrían haber sido robados por los nazis

VIENA (Reuters) - Más de 60 obras de arte que pertenecían a un solitario alemán, cuya colección puede que incluya obras robadas por los nazis, fueron encontradas en Austria, informaron medios.

La Agencia de Prensa de Austria (APA) citó el martes a un portavoz de Cornelius Gurlitt diciendo que las pinturas -entre las que hay trabajos de Monet, Renoir y Picasso- fueron encontradas en la casa de Gurlitt en Salzburgo.

El año pasado las autoridades alemanas encontraron más de 1.400 pinturas, dibujos y esculturas con un valor total estimado de 1.000 millones de euros (1.350 millones de dólares) en el departamento de Gurlitt en Múnich.

La mayoría se cree que fueron robadas o expoliadas por los nazis.

APA dijo que el abogado de Gurlitt, Christoph Edel, había ordenado que las obras austriacas fuesen aseguradas para evitar robos. A petición de Gurlitt también habían sido examinadas por expertos para ver si habían sido robadas.

"Estimaciones oficiales basadas en un primer análisis no provocaron ninguna sospecha", dijo según fue citado.

No había disponible ningún portavoz del abogado para hacer comentarios inmediatamente cuando fue contactado por Reuters.

El hallazgo de las autoridades alemanas de obras de arte ocultas en Múnich a inicios del 2012 generó conmoción cuando se reveló por primera vez por una revista hace apenas tres meses.

El mundo del arte se vio sorprendido por la reaparición de las pinturas de algunos de los artistas más famosos del siglo XX, que se creían perdidas o destruidas durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero el manejo del descubrimiento -que surgió durante una investigación de rutina por presunto fraude fiscal- por parte del Gobierno alemán fue muy criticada por grupos que representan a los dueños de obras que fueron expropiadas por el régimen nazi.

Alemania escondió el descubrimiento por casi dos años y no publicó una lista completa de las obras de arte. Los trabajos encontrados en Múnich habían sido confiscados para examinar su procedencia.

Desde entonces, un tribunal dictaminó que Alemania debía publicar una lista completa.

Gurlitt se ha movido libremente durante décadas entre Alemania, Austria y Suiza para vender piezas de su colección.

El estatus legal de muchas de las obras de Gurlitt es ambiguo, casi 70 años después de una guerra en la que los nazis expoliaron cientos de miles de tesoros artísticos de museos e individuos, en su mayoría judíos.

Gurlitt ha exigido la devolución de sus obras de arte, mientras abogados que trabajan para reclamar la propiedad para herederos de coleccionistas judíos dicen que el alemán podría conservar algunas de ellas.

Información de Michael Shields. Editado en español por Marion Giraldo y Damián Pérez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below