La alguna vez desafiante televisión venezolana está silente en medio protestas contra Gobierno

miércoles 19 de febrero de 2014 15:02 GYT
 

Por Brian Ellsworth

CARACAS (Reuters) - Doce años después de que jugaron un papel clave en un golpe de Estado, las cadenas de televisión venezolanas han reducido tan fuertemente su cobertura en vivo de las protestas antigubernamentales que los críticos denuncian la existencia de un "blackout informativo" que favorece al Gobierno.

Las estaciones que alentaron a los venezolanos a volcarse a las calles en el 2002 y ayudaron a generar el levantamiento que sacó brevemente del poder al líder Hugo Chávez, ahora ofrecen una mínima cobertura con imágenes en directo de manifestaciones contra el Gobierno que ya se extienden por casi una semana y en la que han muerto al menos cinco personas.

Cuando las fuerzas de seguridad arrestaron al líder de la oposición Leopoldo López el martes, decenas de miles de personas se agolparon en las calles para bloquear el paso del vehículo que lo transportaba, pero los canales de televisión -que por años cubrieron cada mínimo cambio en la política del país- casi no ofrecieron cobertura en vivo.

El presidente Nicolás Maduro, quien fue electo el año pasado tras la muerte de Chávez debido a un cáncer, tilda de ridículas las acusaciones de que su Gobierno haya restringido la libertad de expresión, insistiendo en que sólo busca evitar que los medios causen pánico entre la población.

Sin embargo, el ordenar que el canal NTN24, con sede en Colombia, fuera removido de la señal de cable tras transmitir en directo la violencia, que comenzó el miércoles pasado, generó críticas de grupos de prensa como Reporteros Sin Fronteras.

"Vemos con gran preocupación cómo se pretende sumir a Venezuela en un blackout informativo amedrentando a los medios de comunicación locales y censurando a los internacionales que informan sobre los hechos que afectan a la ciudadanía", aseguró el mayor sindicato de reporteros de Venezuela, también criticando la decisión que afectó a NTN24.

El giro político en los medios de comunicación se ha fraguado de forma constante en los últimos siete años, comenzando en el 2007 cuando Chávez decidió no renovarle la licencia de transmisión y sacar del aire al decididamente crítico canal RCTV.

El canal de noticias Globovisión, que alguna vez centró su cobertura en los políticos de oposición, cambió su línea editorial y rápidamente redujeron sus transmisiones en directo tras asumir una nueva administración el año pasado.   Continuación...