Los londinenses se enamoran de los cafés con gatos

domingo 30 de marzo de 2014 13:04 GYT
 

Por Harpreet Bhal

LONDRES (Reuters) - La gente ama tanto el café y a los gatos que se para en un café con gatos de Londres tan popular que está reservado hasta junio.

Lady Dinah's Cat Emporium, cerca del distrito financiero de Londres, está sacando partido de una idea que se hizo popular antes en Japón y que permite a los estresados trabajadores relajarse acariciando un gato mientras toman un café o un té.

"La idea es que puedas tener un almuerzo tranquilo o tomar un té mientras estás rodeado de gatos. Si tienes suerte uno de ellos se dormirá en tu regazo", dijo Anna Kogan, un banquera de inversión que es copropietaria de Dinah's junto con la australiana Lauren Pears.

Parcialmente financiado con una campaña abierta de financiación que obtuvo más de 109.000 libras (131.850 euros) en menos de dos meses, el establecimiento, que abrió sus puertas el 1 de marzo, ya está siendo un éxito.

Los amantes de los gatos se agolparon en el sistema de reservas online pocas horas después de su apertura, realizando más de 3.000 reservas y provocando que el sistema dejase de funcionar temporalmente. Está reservado hasta finales de junio.

"Pensé que sería realmente genial pasar el rato con montones y montones de gatos", dijo la cliente Christy McCormick.

"Son suaves y bonitos y... me gustan los gatos. Son geniales", dijo McCormick del café, que tiene 11 gatos donados por personas que han salido del país o que no pueden hacerse cargo de ellos.

Los británicos comparten más de 3,8 millones de imágenes y vídeos de gatos cada día a través de Internet, frente a los casi 1,4 millones de autorretratos o 'selfies', y más de 350.000 dueños de gatos tienen cuentas en redes sociales para sus mascotas, según el proveedor de servicios móviles Three.   Continuación...

 
Gato en el Lady Dinah's Cat Emporium, Londres, mar 28, 2014. La gente ama tanto el café y a los gatos que se para en un café con gatos de Londres tan popular que está reservado hasta junio. REUTERS/Stefan Wermuth