2 de abril de 2014 / 13:43 / hace 3 años

Destino del frágil Picasso de Nueva York se decidirá en la corte

Pintura de Pablo Picasso colgada en el restaurante Four Seasons, Nueva York, abr 1, 2014. Un juez estatal de Estados Unidos evaluará el miércoles si un cuadro de Picasso en estado sumamente frágil se desintegrará si se descuelga de las paredes del restaurante neoyorquino Four Seasons para permitir una reparación.Mike Segar

Por Jonathan Allen

NUEVA YORK (Reuters) - Un juez estatal de Estados Unidos evaluará el miércoles si un cuadro de Picasso en estado sumamente frágil se desintegrará si se descuelga de las paredes del restaurante neoyorquino Four Seasons para permitir una reparación.

La disputa entre el propietario del restaurante y el de la pintura tiene lugar en un gran escenario: el edificio Seagram, una obra maestra de la arquitectura corporativa del Estilo Internacional diseñado por Mies van der Rohe.

Aby Rosen, el promotor inmobiliario a quien pertenece el Seagram Building desde 2000, quiere retirar el Picasso de su prominente expositor frente al cual cenan los ricos y poderosos que visitan el Four Seasons en la planta baja del rascacielos.

En la pintura sobre un telón de 5,8 metros de altura y sin marco aparecen unas figuras que observan un espectáculo taurino y está expuesto en el pasillo entre dos comedores, lo que ha bautizado esa zona como el "Callejón Picasso".

Rosen dice que la pared en la que está colgada la pintura ha sido dañada por la humedad y el vapor de las cocinas del otro lado, según los documentos presentados ante la corte suprema estatal de Manhattan. Si no hay reparaciones, el propio cuadro se encuentra en peligro, sostiene.

El grupo conservacionista sin fines de lucro que posee el Picasso, New York Landmarks Conservancy, argumenta que la pared está bien y el riesgo de que la pintura se rompa en caso de que se mueva es muy alto. El Picasso fue legado por el grupo Vivendi Universal en 2005 al grupo conservacionista, tras adquirirla unos años antes.

Peg Breen, la presidenta del grupo de conservación, dijo en una entrevista que la pintura era un icono del Four Seasons.

"Está considerado uno de los interiores más bonitos de Estados Unidos y todo funciona conjuntamente; todo es una sola pieza", dijo. Sobre el arquitecto del restaurante dijo que "Philip Johnson no dijo 'Pondremos un Picasso durante un tiempo y luego vemos que pasa'".

El grupo conservacionista, que ganó un requerimiento temporal días antes de que los empleados de Rosen llegaran en febrero, dijo que el magnate inmobiliario estaba exagerando el estado de la pared porque no le gusta la pintura.

"El señor Rosen se ha referido previamente al Picasso como un 'schmatte', la palabra yidish para trapo", dijo el grupo en un documento judicial. Rosen no ha especificado si quiere que el Picasso regrese a su sitio después de la reparación.

Rosen, que también es un importante coleccionista de arte moderno y contemporáneo, no respondió a peticiones para una entrevista, pero ha dicho que posee varios Picasso en su casa.

Reporte de Jonathan Allen. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below