Un tribunal alemán devuelve tesoro de arte nazi a anciano solitario

miércoles 9 de abril de 2014 15:15 GYT
 

Por Monica Raymunt

BERLÍN (Reuters) - Un tribunal alemán entregó el miércoles un tesoro de arte valorado en 1.000 millones de dólares a un huraño anciano que lo había escondido durante décadas en su departamento y que se le confiscó en una investigación fiscal.

La decisión se tomó después de que Cornelius Gurlitt, de 81 años, acordó cooperar con las autoridades alemanas para determinar si alguna de las 1.280 obras había sido robada o saqueada a sus dueños originales, muchos de ellos judíos, en la época nazi.

El padre de Gurlitt trabajó bajo las órdenes de Adolf Hitler comprando y vendiendo lo que llamaban "arte degenerado" para financiar las actividades nazis. La colección incluye obras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Otto Dix y Ernst Ludwig Kirchner.

"Hemos encontrado nuevas pruebas en el curso de la investigación (...) que nos lleva a reevaluar la situación legal", dijo el fiscal del estado de Augsburgo en una declaración anunciando la decisión de entregar las obras de arte.

El abogado de Gurlitt, Tido Park, aplaudió la decisión de entregar las obras de arte: "Es un buen día para Cornelius Gurlitt", dijo.

Sigue sin aclararse si todas las obras confiscadas le serán devueltas, dijo a Reuters su portavoz Stephan Holzinger, añadiendo que el equipo de Gurlitt estaba trabajando para buscar una solución para su almacenamiento ante la preocupación por un robo.

Los fiscales alemanes incautaron el arte en febrero de 2012 como parte de una investigación fiscal, después de que Gurlitt despertó las sospechas de funcionarios de aduanas alemanes que le pararon en un tren que venía de Suiza llevando una gran suma de dinero.

Bajo el acuerdo alcanzado el lunes con las autoridades alemanas, Gurlitt aceptó permitir que un grupo de expertos en arte continúe las investigaciones sobre las obras cuyo origen sigue siendo dudoso. Él podría quedarse con cualquier obra que no haya sido examinada por ellos en un año.   Continuación...