China instala el primer cajero automático de bitcoin pese a la presión regulatoria

miércoles 16 de abril de 2014 13:22 GYT
 

Por Pete Sweeney

SHANGHAI (Reuters) - BTC China, una de las principales casas de cambio de divisa digital del país, instaló el primer cajero automático de bitcoin en el país y lanzó una aplicación online que permite la compra y venta de la moneda a través del teléfono móvil, sorteando una regulación bancaria que es cada vez más hostil para las denominadas "criptodivisas".

El creciente interés de los especuladores chinos ha llevado a un alza del valor del bitcoin el año pasado por encima de los 1.000 dólares en algunas casas de cambio.

Pero la presión del banco central de China ha hecho ceder su valor. El miércoles se cambiaba por debajo de los 530 dólares, según CoinDesk.

Eso, junto con una combinación de escándalos que implican pirateo, robo y fraude, ha puesto más presión sobre los mercados de divisas digitales a lo largo del mundo.

La casa de cambios japonesa Mt. Gox abandonó sus planes de reestructurarse bajo una ley de protección a la bancarrota y pidió a un tribunal su liquidación, dijo Wall Street Journal.

Las criptodivisas como el bitcoin se generan por ordenador y no están respaldadas por ningún banco central, Gobierno, ni por activos físicos.

Muchos organismos regulatorios del mundo están preocupados por el hecho de que las divisas digitales se puedan emplear fácilmente para lavar dinero o comprar armas y drogas ilegalmente, y han dado pasos para controlar o prohibir su uso en el comercio ordinario.

El banco central chino prohibió en diciembre a las instituciones financieras comerciar con bitcoin, diciendo que actuarían contra el riesgo de lavado de dinero, pero no vedó el comercio entre particulares.   Continuación...

 
El logo de Bitcoin debajo de un billete de 5 dólares en una conferencia en Nueva York, abr 8 2014. BTC China, una de las principales casas de cambio de divisa digital del país, instaló el primer cajero automático de bitcoin en el país y lanzó una aplicación online que permite la compra y venta de la moneda a través del teléfono móvil, sorteando una regulación bancaria que es cada vez más hostil para las denominadas "criptodivisas". REUTERS/Lucas Jackson