FUTBOL-Turistas enfrentan precios astronómicos durante Mundial en Brasil

miércoles 30 de abril de 2014 14:23 GYT
 

Por Walter Brandimarte

RIO DE JANEIRO (Reuters) - A los turistas que visitarán Brasil por el Mundial de fútbol se les aconseja empacar un traje de baño, bronceador y mucho dinero en efectivo.

Brasil, hogar de algunos de los restaurantes y hoteles más caros del mundo, y con los precios en aumento a medida que se acerca el partido inaugural, sorprenderá a los visitantes cuya idea de un paraíso tropical es pagar un dólar por una cerveza en la playa.

En cambio, Brasil es con frecuencia la tierra de una caipirinha por 10 dólares, un risotto por 100 dólares y una habitación en un hotel por 1.000 dólares, precios alimentados por muchos de los mismos desequilibrios y políticas del Gobierno que han frenado el crecimiento económico en los últimos años.

Los precios de artículos básicos son con frecuencia demasiado, incluso para los estándares europeos y estadounidenses.

En Sao Paulo, un centro empresarial rodeado de varias de las haciendas cafeteras más grandes del país, un café expreso cuesta el doble que en Lisboa, dijo Paulo Duarte, un asesor farmacéutico que divide su tiempo entre ambas ciudades.

"Es absurdo", dijo Duarte. "Estamos hablando de un país que produce café y otro que lo importa", agregó.

Pero los precios altos no son una novedad en Brasil. El país tiene un largo historial de inestabilidad económica y una inflación galopante, que alcanzó un 2.400 por ciento anual en 1993.

La inflación estos días es más manejable, en un 6 por ciento aproximadamente, aunque la cifra es aún alta para los estándares internacionales.   Continuación...