La austriaca Conchita Wurst gana a la intolerancia en Eurovisión

domingo 11 de mayo de 2014 12:24 GYT
 

Por Michael Shields

VIENA (Reuters) - Conchita Wurst fue recibida el domingo en Austria como una heroína después de que la barbuda 'drag queen' ganara el Festival de Eurovisión en lo que ella calificó de una victoria sobre las fuerzas de la intolerancia, entre ellas el presidente ruso, Vladimir Putin.

Con tacones altos, un vestido ajustado, mariposas en las pestañas y barba, Wurst -cuyo nombre real es Tom Neuwirth- consiguió una victoria clara con su balada "Rise Like a Phoenix" ante una audiencia global de 180 millones de personas en 45 países.

"Comparto la opinión de que esto no fue solo una victoria para mí, sino para toda la gente que cree en un futuro sin discriminación y basado en la tolerancia y el respeto. Esto trasciende fronteras", dijo la 'reina de Europa' de 25 años.

Los organizadores daneses declararon la tolerancia como el tema principal de la gala de este año y una bandera aroíris que simboliza el orgullo gay ondeó en muchos lugares de Copenhague durante la semana pasada.

Visiblemente emocionada por su triunfo, Wurst había dicho al entusiasmado público en Copenhague que el movimiento que ella simboliza es "imparable".

"Esto estaba dirigido, por supuesto, contra ciertos políticos que conocemos y solo quiero decirles que al final el bien siempre gana y que es imparable", dijo a periodistas el domingo.

Preguntada sobre si se refería específicamente a Putin por las campañas rusas contra la promoción homosexual entre los jóvenes, dijo: "Entre otros".

Pero señaló que el hecho de que obtuviera votos de Rusia también demostraba que no todos los rusos eran intolerantes.   Continuación...