7 de noviembre de 2012 / 16:07 / en 5 años

Victoria de Obama deja a cubanos aliviados y esperanzados

Por Jeff Franks

<p>Imagen de archivo de una bandera de Estados Unidos (a la izquierda en la fotograf&iacute;a), junto a otra cubana en el barrio Peque&ntilde;a Habana en Miami, ene 26 2012. Los cubanos dejaron escapar el mi&eacute;rcoles un suspiro colectivo de alivio por la reelecci&oacute;n del presidente Barack Obama en Estados Unidos, y manifestaron su esperanza de que a&uacute;n pueda impulsar un cambio en la pol&iacute;tica de su pa&iacute;s hacia Cuba que muchos esperaban despu&eacute;s de haber ganado su primer mandato en el 2008. REUTERS/Shannon Stapleton</p>

LA HABANA (Reuters) - Los cubanos dejaron escapar el miércoles un suspiro colectivo de alivio por la reelección del presidente Barack Obama en Estados Unidos, y manifestaron su esperanza de que aún pueda impulsar un cambio en la política de su país hacia Cuba que muchos esperaban después de haber ganado su primer mandato en el 2008.

En general, los cubanos preferían a Obama frente al candidato republicano Mitt Romney, ante el temor de que Romney significara un regreso a las políticas del presidente George W. Bush, que endureció el embargo de comercial estadounidense y tensó las relaciones con La Habana durante su periodo en la Casa Blanca.

“Bush nos complicó las cosas económicamente e incluso el ver a los familiares que viven en Estados Unidos. Si Romney hubiera ganado, la mayoría de las personas aquí habrían estado muy tristes”, dijo la trabajadora doméstica de La Habana Violeta Gutiérrez mientras lavaba platos en la cocina de su empleador.

La victoria de Obama en el 2008 aumentó las esperanzas de que el embargo comercial estadounidense contra Cuba, impuesto en 1962 con la intención de derrocar al Gobierno comunista de la isla, finalmente fuera levantado y que las relaciones entre ambos países, hostiles desde la revolución de 1959 encabezada por Fidel Castro, mejorarían.

El embargo sigue vigente y las relaciones sólo han mejorado ligeramente, pero en el 2009 Obama levantó las restricciones de la era Bush a las remesas de dinero y a las visitas de los cubano-estadounidenses al país ubicado a 145 kilómetros de Florida, medidas recibidas con beneplácito por los cubanos.

El flujo de remesas ha aumentado a un estimado de 2.000 millones de dólares, una gran ayuda para los cubanos que ganan un promedio de 19 dólares al mes, mientras que entre 300.000 a 400.000 cubano-estadounidenses llegan a la isla anualmente, llevando a sus familias un flujo constante de bienes de consumo, alimentos y medicinas difíciles de encontrar en Cuba.

Ellos han ayudado al naciente sector de empleados privados de Cuba aportando elementos para que los cubanos puedan vender, aunque nuevas y rígidas tarifas de importación impuestas por el Gobierno amenazan la afluencia de mercancías.

DINERO CAMBIO VIDAS

“El dinero que las personas reciben de su familia ha cambiado sus vidas. Este les ayuda a comer mejor, vestirse, comprar jabón para el baño, todo gracias a ese dinero”, dijo Gutiérrez, quien recibe dinero de vez en cuando de sus familiares en Miami.

Romney había amenazado con hacer retroceder los cambios que había implementado Obama en caso de ganar la presidencia y recibió el apoyo de legisladores cubano-estadounidenses que dicen que la relajación de las restricciones sólo ha ayudado al Gobierno cubano, encabezado por el presidente Raúl Castro, hermano menor del ahora retirado Fidel Castro.

Obama también renovó las discusiones entre Estados Unidos y Cuba sobre temas de inmigración y servicios postales, pero el acercamiento suave terminó cuando Cuba arrestó al estadounidense Alan Gross y lo condenó a 15 años de prisión por establecer redes de internet en la isla.

A pesar de los contratiempos, el vendedor de artesanías Rene Castillo dijo que cuatro años más de Obama aún ofrecen la posibilidad de mejores días entre ambos enemigos ideológicos.

“Obama es la esperanza de que más cosas cambien entre Cuba y Estados Unidos, ni con (el presidente) Clinton, que también hizo su parte a favor de mejores vínculos, hubo tanto intercambio como con Obama”, dijo.

“Ahora hace falta que se llene de valor y levante el bloqueo, ese sería un buen punto si se lo anota, pero aquí todo el mundo sabe que él solo no puede hacer nada”, declaró.

Las autoridades cubanas han expresado menos optimismo sobre Obama, diciendo antes de la elección que no esperaban ningún cambio importante en la política de Estados Unidos sin importar quién ganara porque Obama y Romney compartían el objetivo de derrocar el comunismo cubano, pero con tácticas diferentes.

Obama en el fondo “se propone liquidar a la Revolución Cubana pero con suavidad”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, a la cadena de televisión venezolana Telesur en una entrevista reciente.

Reporte de Jeff Franks y Rosa Tania Valdés. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below