BlackBerry firma un acuerdo sobre sistemas de pago móvil con EnStream

jueves 12 de junio de 2014 12:13 GYT
 

Por Euan Rocha

TORONTO (Reuters) - BlackBerry dijo el jueves que firmó un acuerdo con EnStream, una empresa de pagos operada por las tres principales operadoras móviles de Canadá, para ofrecer una plataforma segura para las transacciones entre bancos y consumidores.

EnStream podrá usar la infraestructura de BlackBerry, de modo que las instituciones financieras y los operadores móviles puedan almacenar de forma segura detalles de pagos en cualquier teléfono capaz de usar la tecnología NFC.

La tecnología NFC permite a los dispositivos móviles comunicarse entre ellos o con otras máquinas como sistemas de pago por tarjeta, con sólo juntar ambos dispositivos. Entre las instituciones estarían Royal Bank of Canada, Toronto-Dominion Bank y Canadian Imperial Bank of Commerce.

El acuerdo a tres años supone una renovación de un acuerdo anterior del 2012 entre BlackBerry y EnStream, propiedad conjunta de Rogers Communications, BCE y Telus.

El acuerdo es el último movimiento del pionero de los teléfonos avanzados para expandir su negocio. BlackBerry ha tratado de reinventarse con el nuevo consejero delegado, John Chen, mientras sus dispositivos pierden terreno frente al iPhone de Apple y los Galaxy de Samsung.

Chen quiere seguir compitiendo en el segmento de teléfonos, pero está centrado en hacer de BlackBerry una fuerza dominante en las comunicaciones entre máquinas. Su software QNX ya está asentado en el sector del automóvil, en los sistemas electrónicos de una amplia gama de vehículos

(Información de Euan Rocha; Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

 
En la imagen de archivo, una Blackberry Q10 con teclado Qwerty fotografiada en la reunión de accionistas anual de Fairfax, en Toronto, el 9 de abril de 2014. BlackBerry dijo el jueves que firmó un acuerdo con EnStream, una empresa de pagos operada por las tres principales operadoras móviles de Canadá, para ofrecer una plataforma segura para las transacciones entre bancos y consumidores. REUTERS/Mark Blinch