Apple llega a un acuerdo en caso por fijación de precios de libros electrónicos

martes 17 de junio de 2014 13:38 GYT
 

Por Supriya Kurane

(Reuters) - Apple llegó a un acuerdo el lunes con estados de Estados Unidos y otros demandantes que presentaron una acción colectiva en que se le acusaba de fijar precios en el mercado de libros electrónicos, con lo que el fabricante del iPad evita un juicio por 800 millones de dólares.

La jueza de distrito estadounidense de Manhattan, Denise Cote, ordenó a las partes presentar una petición de aprobación de su acuerdo en 30 días.

Los términos del acuerdo, que todavía tiene que ser aprobados por el tribunal, no han sido revelados.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Apple y a cinco editoriales en abril de 2012, a las que acusó de trabajar conjuntamente y de manera ilegal para subir los precios de los libros electrónicos.

Desde entonces, 33 estados y territorios de Estados Unidos han demandado por separado a Apple en nombre de sus consumidores, mientras que consumidores individuales en otros estados y territorios presentaron una demanda conjunta.

Los demandantes buscan una compensación de 840 millones de dólares en daños para los clientes de libros electrónicos. La cantidad exacta por daños debía decidirse en el juicio programado para el 14 de julio.

Las editoriales - Hachette Book Group, HarperCollins Publishers, Penguin Group (USA), Macmillan y Simon & Schuster, ya habían acordado pagar más de 166 millones de dólares como parte de un acuerdo en relación a los cargos de monopolio.

El pasado julio, un tribunal federal encontró a Apple responsable de confabularse con las editoriales tras un juicio sin jurado en un caso presentado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.   Continuación...

 
En la imagen de archivo, el logo de Apple fotografiado en una tienda en San Francisco, en California, el 27 de enero de 2014. Apple llegó a un acuerdo el lunes con estados de Estados Unidos y otros demandantes que presentaron una acción colectiva en que se le acusaba de fijar precios en el mercado de libros electrónicos, con lo que el fabricante del iPad evita un juicio por 800 millones de dólares. REUTERS/Robert Galbraith