Ciencia escatológica: las heces humanas más antiguas no son un chiste

jueves 26 de junio de 2014 17:46 GYT
 

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - No es motivo de risa, pero el descubrimiento de las heces humanas más antiguas conocidas está ofreciendo una visión muy valiosa para los científicos sobre cómo era la vida de los neandertales que vivían en España hace unos 50.000 años.

Un grupo de científicos dijo el miércoles que encontraron cinco muestras de materia fecal humana en un yacimiento arqueológico llamado El Salt, en Alcoy, en el suelo de un refugio rocoso donde vivieron neandertales.

El análisis de las muestras aporta nuevos conocimientos sobre la dieta de esta especie de humanos ahora extinta, ofreciendo las primeras evidencias de que los neandertales eran omnívoros que también comían verduras dentro de su dieta con alto contenido en carne, dijeron.

"Hasta ahora, es la única evidencia fósil que nos aporta información sobre la ingestión y las comidas habituales de nuestros ancestros", dijo Ainara Sistiaga, una geoarqueóloga del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por su sigla en inglés) e investigadora de la Universidad de La Laguna.

"Comprender de cerca la dieta de especies humanas pasadas nos ayudará a tener perspectiva sobre nuestras restricciones y adaptabilidades evolutivas", agregó Sistiaga.

Los científicos examinaron los fósiles fecales en busca de indicadores biológicamente derivados del tipo de comida que ingerían los neandertales.

Sus hallazgos indican que los neandertales consumían predominantemente carne, como sugerían las grandes cantidades de un "biomarcador" llamado coprostanol que se forma por la reducción bacteriana de colesterol en el intestino.

Pero también mostraron evidencias de ingesta significativa de plantas como demuestra la presencia de un compuesto llamado 5 beta-stigmastanol, hallado en plantas.   Continuación...

 
Imagen sin fechar del yacimiento arqueológico El Salt, en Alcoy, Alicante, cedida por la geoarqueóloga Ainara Sistiaga el 25 de junio de 2014. No es motivo de risa, pero el descubrimiento de las heces humanas más antiguas conocidas está ofreciendo una visión muy valiosa para los científicos sobre cómo era la vida de los neandertales que vivían en España hace unos 50.000 años. REUTERS/Ainara Sistiaga/Handout via Reuters