¡Mirad, sin manos! Probando el coche de Google

sábado 23 de agosto de 2014 07:55 GYT
 

Por Paul Ingrassia

MOUNTAIN VIEW California (Reuters) - El coche se detuvo en las señales de Stop, se deslizó por las curvas y no se tambaleó, pero lo más destacable de la conducción es que no hubo ninguna complicación.

No se trata de una alabanza pobre, es algo muy admirable por el coche en cuestión: el que funciona sin conductor de Google.

La mayoría de pruebas de automóviles (de las cuales he hecho docenas tras cubrir la industria durante casi 30 año) son totalmente diferentes.

Hay un coche de gran potencia, un ingeniero de automoción con altos grados de testosterona, y un circuito de alta velocidad con un periodista ansioso por probar que con alguna oportunidad más pudo haber sido, ya sabéis, un piloto de NASCAR.

Esta prueba, sin embargo, tuvo lugar en las plácidas calles de Mountain View, en Silicon Valley, donde están las oficinas centrales de Google.

Los ingenieros de turno no eran "chicos de coches" viriles sino unos tímidos cerebritos del tipo que ha emergido como especie dominante en Silicon Valley. Además no hubo acelerones, aunque irónicamente los ingenieros de Google has determinado que ir más rápido que el límite de velocidad puede ser más seguro en ciertas circunstancias.

"Miles y miles de personas mueren en accidentes de coches cada año", dijo Dmitri Dolgov, el joven ingeniero jefe del proyecto, que ahora es ciudadano estadounidense, describiendo el sentido de su misión. "Esto podría cambiarlo".

Dolgov, que tiene 36 años, confiesa que conduce un Subaru en lugar de una bestia de muchos caballos. En ningún momento de la conversación de una hora pronunció la palabra "rendimiento", "caballaje" o "de 0 a 60", que son mantras en cualquier otra prueba de conducción.   Continuación...

 
El coche se detuvo en las señales de Stop, se deslizó por las curvas y no se tambaleó, pero lo más destacable de la conducción es que no hubo ninguna complicación.  No se trata de una alabanza pobre, es algo muy admirable por el coche en cuestión: el que funciona sin conductor de Google.  En la imagen, Chris Urmson, (izquierda), director del proyecto de coche autónomo de Google, posa con otros miembros de su equipo frente a uno de los coches en el Museo de Historia de Computación tras una presentación en Mountain View, California el 13 de mayo de 2014.   REUTERS/Stephen Lam