21 de diciembre de 2014 / 14:27 / en 3 años

Obama dice que ataque informático a Sony no fue un acto de guerra

En la imagen de archivo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, responde una pregunta tras su conferencia de prensa de fin de año en la Casa Blanca, en Washington, el 19 de diciembre de 2014. Obama dijo que no considera el ataque informático contra Sony como un acto de guerra sino como vandalismo informático, en comentarios que apuntaban a calmar la ira estadounidense por un incidente del que Washington culpa a Corea del Norte.Larry Downing (UNITED STATES - Tags: POLITICS) - RTR4IQNX

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que no considera el ataque informático contra Sony como un acto de guerra sino como vandalismo informático, en comentarios que apuntaban a calmar la ira estadounidense por un incidente del que Washington culpa a Corea del Norte.

La prolongada disputa entre Washington y Corea del Norte, que por años se ha centrado en el programa de armas nucleares del país asiático, entró en nuevo territorio con la acusación de que Pyongyang llevó a cabo un ataque contra una de las mayores empresas de entretenimiento de Hollywood.

Obama y sus asesores están evaluando cómo castigar a Corea del Norte después de que el FBI concluyó el viernes de que Pyongyang era el responsable del ataque.

El mandatario colocó el ciberataque en el contexto de un crimen.

"No, no me parece que haya sido un acto de guerra", dijo Obama en el programa de televisión "State of the Union with Candy Crowley", que fue grabado el viernes y transmitido el domingo.

"Creo que fue un acto de vandalismo informático que fue muy costoso, muy caro. Lo tomamos muy seriamente. Responderemos en forma proporcional", agregó.

Obama dijo que una opción es colocar a Corea del Norte de vuelta en una lista de países que patrocinan al terrorismo, de la cual Pyongyang fue retirado hace seis años.

El domingo, Pyongyang prometió que golpearía de vuelta ante cualquier represalia de Estados Unidos.

"Adoptaremos audazmente nuestra neutralización contra la Casa Blanca, el Pentágono y todo el territorio continental de Estados Unidos, la cloaca de terrorismo, sobrepasando con creces la 'neutralización simétrica' declarada por Obama", dijo la agencia oficial de noticias de Corea del Norte KCNA.

El ataque informático y amenazas posteriores contra salas de cine que exhibieran el filme llevaron a Sony a cancelar el lanzamiento de la comedia "The Interview", que iba a ser estrenada durante la temporada de fiestas de fin de año.

La película muestra el asesinato ficticio del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Obama y defensores de la libertad de expresión criticaron la decisión del estudio de Hollywood, pero el presidente ejecutivo de Sony Pictures Entertainment, Michael Lynton, la defendió, pues dijo que las salas de cine de Estados Unidos no querían exhibir la película.

El abogado de Sony, David Boies, dijo que el estudio de Hollywood tenía planes para estrenar el filme en algún momento.

"Sony sólo retrasó esto", declaró Boies en el programa "Meet the Press" de NBC el domingo. "Será distribuida. Cómo será distribuida, creo que nadie lo sabe bien aún", agregó.

CRÍTICAS DE REPUBLICANOS

En una entrevista con CNN grabada el viernes y transmitida el domingo, Obama admitió que en un mundo digitalizado "tanto actores estatales como no estatales tendrán la capacidad de afectar nuestras vidas en varias formas".

"Tenemos que hacer un trabajo mucho mejor en resguardarnos contra eso. Tenemos que tratarlo como lo haríamos en la incidencia de un crimen en nuestros países", manifestó.

El senador republicano John McCain discrepó con Obama y afirmó a CNN que el ataque fue la manifestación de un nuevo tipo de guerra.

En tanto, el congresista republicano y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Mike Rogers, criticó a Obama por irse de vacaciones por dos semanas a Hawái el viernes sin responder al ataque.

Corea del Norte ha sido objeto de sanciones por parte de Estados Unidos durante más de 50 años, pero han tenido poco efecto en las políticas de derechos humanos o desarrollo de armas nucleares del país asiático.

Es la primera vez que Estados Unidos acusa directamente a otro país de un ciberataque de ese nivel en suelo norteamericano y abre la posibilidad de una nueva confrontación entre los antiguos enemigos Washington y Pyongyang.

Corea del Norte dijo el sábado que no estuvo involucrado en el ataque a Sony y que podía probarlo. Pyongyang dijo que quería llevar a cabo una investigación conjunta sobre el incidente con el Gobierno estadounidense.

Expertos estadounidenses estiman que entre las opciones de respuesta de Obama están las represalias online, sanciones financieras, persecuciones contra aquellos individuos implicados directamente en el ataque o incluso un aumento de la ayuda militar a Corea del Sur, que técnicamente continúa en guerra con su vecina del norte.

Pero el efecto de cualquier respuesta será limitado, dado el aislamiento de Corea del Norte y el hecho de que ya ha sido gravemente sancionada por su programa nuclear.

Reporte adicional de Matt Spetalnick, Doina Chiacu, Diane Bartz, Roberta Rampton, Susan Heavey, David Chance, Arshad Mohammed y David Brunnstrom en Washington, Ju-min Park en Seúl y Julia Edwards en Honolulu. Editado en español por Patricio Abusleme/María CeciliaMora

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below