8 de enero de 2015 / 17:49 / en 3 años

Medios europeos difieren en reproducción de caricaturas de Charlie Hebdo

Fotografía de portadas de periódicos mostradas en una oficina en Burdeos, 8 enero, 2015. Muchos diarios europeos reprodujeron el jueves las caricaturas del controversial semanario francés Charlie Hebdo como protesta por los asesinatos cometidos por milicianos islamistas, vistos como un ataque a la libertad de expresión y a la tradición satírica del continente. REUTERS/Regis Duvignau

COPENHAGUE/LONDRES (Reuters) - Muchos diarios europeos reprodujeron el jueves las caricaturas del controversial semanario francés Charlie Hebdo como protesta por los asesinatos cometidos por milicianos islamistas, vistos como un ataque a la libertad de expresión y a la tradición satírica del continente.

Pero la mayoría de las portadas expresaron solidaridad con las 12 personas -periodistas y policías- asesinadas en el ataque del miércoles, publicando sus propias caricaturas y editoriales que se diferenciaron de la viñetas más provocadoras de Charlie Hebdo burlándose del Islam.

Los editoriales dejaron de manifiesto las diferencias sobre cómo los medios respondieron a los asesinatos y generaron dudas sobre si muchos no estaban ya autocensurándose por temor a ofender a alguien o, peor aún, provocar un ataque islamista en represalia.

En Dinamarca, donde el diario Jyllands Posten publicó varias caricaturas burlándose del Profeta Mahoma en el 2005 que generaron protestas en todo el mundo árabe que dejaron al menos 50 muertos, cuatro periódicos reprodujeron las viñetas del semanario francés.

Pero el mismo Jyllands Posten, cuyo personal tiene protección policial desde el 2005, decidió no publicar las caricaturas de Charlie Hebdo.

En Suecia, donde el artista Lars Vilks vive con protección policial desde que publicó una caricatura de Mahoma como un perro por las que recibió amenazas de muerte, Expressen publicó el último tuit de Charlie Hebdo en el que el semanario francés se burlaba del líder del grupo extremista de Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi.

“Para muchos será una conclusión obvia mantener un perfil bajo, disimular y evitar provocar emociones fuertes”, dijo un editorial del diario danés Berlingske, que publicó varias caricaturas de Charlie Hebdo. “Pero no debemos bajar la cabeza, pues en ese caso nos rendiríamos ante una amenaza inaceptable a la cultura”, agregó.

La portada del diario austriaco Salzburger Nachrichten mostró una página en tinta negra con el dibujo de una pluma estilográfica en una esquina y el mensaje manuscrito:

“Como caricaturista, siempre opiné hasta ahora que no había tema que no pudiera dibujarse. Tengo que admitir que el trágico incidente de ayer en París me enseñó otra cosa”.

Charlie Hebdo generaba polémicas con ataques satíricos contra líderes políticos y religiosos y publicó varias caricaturas ridiculizando a Mahoma. También se burló de los cristianos y los judíos.

Militantes yihadistas amenazaron reiteradamente en Internet al semanario advirtiéndole que pagaría por sus burlas. Para los musulmanes, cualquier representación del Profeta es una blasfemia.

En Francia, el diario conservador Le Figaro publicó en negro su tradicional cintillo azul con el titular “Libertad asesinada” pero no reprodujo ninguna caricatura.

El periódico comunista L’Humanite publicó una fotografía de la última portada de Charlie Hebdo. El tabloide parisino Le Parisien también reprodujo algunas caricaturas.

En Gran Bretaña, algunos periódicos reprodujeron primeras páginas del semanario Charlie Hebdo que mostraban caricaturas, aunque no muy destacadas.

El periódico de mayor tirada de Berlín, BZ, que tiene una circulación de casi 130.000 ejemplares, reprodujo en su primera páginas 18 portadas de Charlie Hebdo con el titular “Viva la libertad”. Incluyó una caricatura de Mahoma diciendo “100 latigazos si no te mueres de risa”.

En Italia, el diario Il Corriere della Sera dedicó una página a seis caricaturas de Charlie Hebdo. El periódico conservador español La Razón reprodujo la portada del semanario francés en octubre donde el Profeta Mahoma aparece de rodillas bajo la amenaza de ser degollado, con el título: “Todos Somos Charlie Hebdo”.

“Si uno comienza a decir ‘debemos autocensurarnos porque podríamos inquietar a asesinos o a potenciales asesinos’, entonces, más bien, deberíamos cerrar los medios”, dijo a Reuters Martin Rowson, un caricaturista del diario británico Guardian.

Reporte adicional de Alessandra Galloni en Roma, Alexandra Hudson en Berlín, Shadia Nasralla en Viena, Johan Ahlander en Estocolmo y Alister Doyle en Oslo; escrito por Alistair Scrutton. Editado en español por Patricia Avila. LEA

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below