Panel legislativo de Reino Unido defiende a espías por intercepción de comunicaciones

jueves 12 de marzo de 2015 11:33 GYT
 

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - Los espías británicos realizan una masiva intervención de los correos electrónicos públicos y acceden a enormes bases de datos que entregan detalles personales de individuos, pero sus acciones no son indiscriminadas ni ilegales, dijo el jueves una influyente comisión legislativa.

Tres agencias de seguridad de Reino Unido - MI5, que se encarga de asuntos domésticos, MI6, responsable de inteligencia exterior y el servicio de espionaje GCHQ - han sido intensamente criticadas por grupos de derechos desde las filtraciones del estadounidense Edward Snowden realizadas hace dos años.

Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, filtró material a los medios que indicaba que espías británicos y estadounidenses habían estado interceptando correos electrónicos, mensajes de texto y comunicaciones de Internet a gran escala.

Pero el Comité de Inteligencia y Seguridad del Parlamento de Reino Unido, que hace las funciones de supervisor para las agencias de espionaje, dijo que no había pruebas de que actuaran ilegalmente.

El debate sobre cuánto acceso deberían dar las autoridades hacia las comunicaciones de las personas se ha intensificado en los últimos años.

Jefes de seguridad y policías dijeron que es vital tener nuevos poderes para supervisar correos electrónicos y redes sociales como Facebook y Twitter que terminan detectar a terroristas y delincuentes, mientras que los detractores argumentan que una nueva ley violaría la privacidad y aumentaría la cantidad de "fisgones".

El mes pasado, un tribunal británico sentenció que el GCHQ había actuado ilegalmente al acceder a millones de datos de personas de Reino Unido que habían sido obtenidos por la NSA estadounidense, por el carácter secreto de la colaboración.

Sin embargo, también concluyó que la agencia no había violado derechos humanos.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una mujer utilizando una computadora en la biblioteca de Birmingham en Inglaterra, sep 3 2013. Los espías británicos realizan una masiva intervención de los correos electrónicos públicos y acceden a enormes bases de datos que entregan detalles personales de individuos, pero sus acciones no son indiscriminadas ni ilegales, dijo el jueves una influyente comisión legislativa. REUTERS/Darren Staples