El CERN reanuda sus experimentos tras dos años de ajustes

domingo 5 de abril de 2015 09:05 GYT
 

ZÚRICH/GINEBRA, 5 abril (Reuters) - Científicos del centro europeo de investigación de partículas (CERN) dijeron el domingo que reiniciaron los experimentos en su gran colisionador de hadrones (LHC), la "máquina del Big Bang", embarcándose en un nuevo intento por resolver algunos misterios del Universo y la búsqueda de la "materia oscura".

La máquina ha permanecido cerrada durante dos años en los que se le han realizado ajustes. La esperanza en su segunda puesta en marcha se concentra en superar lo que se conoce como Modelo Estándar sobre cómo funciona el Universo al nivel de las partículas elementales y en la "Nueva física".

Esto implica investigar la "materia oscura" que supone un 96 por ciento del Universo pero que sólo puede ser detectada por su influencia en la materia visible como galaxias y planetas.

Los científicos preparan colisiones de partículas que prevén comenzar en junio, aunque es improbable que surja cualquier nuevo descubrimiento hasta mediados de 2016.

Los ajustes incluyeron nuevos imanes, rayos de energía y voltajes más altos y una revisión completa de todos el cableado alrededor de los 27 kilómetros subterráneos del túnel y sus cuatro principales detectores y múltiples imanes.

"Es fantástico ver que marcha tan bien después de dos años y una gran reforma", dijo el director del CERN, Rolf Heuer, en el blog de la organización por su nueva puesta en marcha.

En su último periodo de funcionamiento, de 2010 a 2013, los físicos identificaron la legendaria partícula del bosón de Higgs después de años de investigación en los registros de las colisiones en el CERN.

En dos meses, el CERN comenzará a colisionar partículas a cerca de la velocidad de la luz y con casi el doble de energía en comparación con el periodo anterior.

 
Los científicos del CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, dijeron el domingo que habían reiniciado los experimentos en su gran colisionador de hadrones (GCH), la "máquina del Big Bang", después de hacer ajustes durante dos años, en una nueva apuesta por desentrañar algunos de los misterios del universo. En la imagen, una visión general del colisionador de hadrones en Saint-Genis-Pouilly, cerca de Ginebra, el 23 de julio de 2014. REUTERS/Pierre Albouy/Files